La Responsabilidad Social Empresaria es una iniciativa instalada en el mundo. ¿Cómo la perciben nuestras PyMEs?

   "Hacia dónde va la RSE, tal vez genera objeciones e incertidumbres en diferentes aspectos. Pero también propone beneficios y herramientas, que las empresas y cámaras deben instrumentar, para mejorar su posicionamiento en los mercados locales e internacionales”. Ésta fue la motivación con que se propuso la consulta online, entre el 7 de junio y 14 de agosto. Las fechas fueron consecuentes con los dos talleres anuales organizados por el Grupo RSE de la Cámara Argentina de Comercio, para sus empresas y cámaras asociadas.
   *info sobre el 2º taller, 15 de agosto

Las
tendencias

a otras encuestas        a sección PyMEs

¿Por qué las PyMEs?
A fines del año pasado, alineado al core business de la institución a la que pertenece, el Grupo RSE de la CAC planificó para 2007 un trabajo “puertas adentro” con sus cámaras y empresas asociadas.
Ante la prospectiva de sistematizar el nuevo paradigma de las buenas prácticas, en el marco de identidades y valores comunes, dentro de culturas organizacionales diferentes, se analizaron distintas posiciones.
En referencia a qué modalidad elegir, entre las alternativas más frecuentes (jornadas, seminarios, cursos, etc.) hubo consenso en facilitar el diálogo directo en talleres participativos. Esto fue consecuente, con la recepción de una decena de propuestas provenientes del sector público y de organizaciones intermedias, durante 2006. Tras muchas deliberaciones ante la diversidad de perspectivas y la articulación de recursos, se decidió como punto de partida estratégico, poner foco en las pequeñas y medianas empresas, por su condición de actores clave en la RSE. Porque ellas generan el 80% del empleo y son protagonistas principales en la cadena de valor de los negocios.
Se concluyó en que para constituir programas eficientes, era importante promocionar la generación de empleo y la participación activa en la cadena productiva, que era necesario hablar de ello pero sobre todo, había que relevar datos precisos sobre las realidades individuales y la percepción de cada entorno.

El contexto de la consulta
La consulta(*) online a PyMEs tuvo el objetivo específico de alinear los intereses, las inquietudes y las dificultades particulares de los participantes inscriptos, con la modalidad de paneles y/o talleres, acorde a las respuestas recibidas. La actitud interactiva demostrada por los asistentes al primer taller, había señalado un par de aspectos, como pautas sobre las cuales se proyectaron las convocatorias de las organizaciones, con quienes compartir la segunda actividad. No obstante, la consulta aproximó datos más acotados, sobre los cuales seguir trabajando. Se previeron los supuestos de recortes y relatividades que tiene un medio virtual, pero fue en primera instancia, una posibilidad concreta de aprovechar un recurso frecuente, disponible, económico y dinámico. El avance de la muestra fue articulada con los temas puntuales a tratar por los especialistas expositores.

(*) La idea de la consulta a PyMEs surgió a instancias de Astrid Tyrel de Poix, pasante belga, integrante del grupo. Aprovechó su estancia en Buenos Aires durante siete meses, para recavar datos sobre el desarrollo de la RSE en el país, con el propósito de incorporar a su tesis de licenciatura de Comunicaciones, análisis comparativos de esta iniciativa global, en diferentes contextos y culturas. Ella propuso el contenido, que luego fue consensuado por el grupo y finalmente se programó para subirla a la red desde esta web.
 

Una forma de motivar el acercamiento directo
La intención de ampliar detalles que exceden a la objetivación de esta muestra, pone énfasis en la forma de instrumentar una motivación, un acercamiento directo a quienes se les hace partícipe de una propuesta de trabajo, o bien, de conocer una iniciativa con muchas dudas y objeciones latentes todavía.
Por estas razones, es importante aclarar que la referencia de los resultados que se adjuntan, tiene un sentido más significativo que valor estadístico, ya que están vinculados al contexto del segundo taller, casi un centenar de inscripciones y setenta devoluciones online.  Se sugiere, por lo tanto, tomar los porcentajes y comentarios como tendencias iniciales, de una tarea  .
Este documento procura dar un paso concreto, en la dinámica de las reciprocidades. Tiene la intención de compartir estas modestas vivencias, inspirando la adopción o adaptación de formas de comunicación que reparan en la gestión de calidad de los vínculos que se producen en toda actividad, como la de referencia.
 

Consideraciones Generales
El contenido de la consulta se distribuyó en diez cuestiones particulares. Cinco tabuladas con opción múltiple, cuatro abiertas para expresiones textuales con requerimientos conceptuales y una acotada al perfil personal. Esta última variable de identificación, tuvo dos etapas; se comenzó anónimamente y en la tercera parte se agregó la opción de registrar sus datos de contacto y pertenencia.
Los destinatarios fueron PyMEs, cámaras y emprendedores con proyección empresarial, a quienes se les remitió la invitación a completarla a través de correo electrónico. Estos envíos estuvieron a cargo de algunas de las entidades que acompañaron la realización del 2° taller, para mantener las reservas de confidencialidad de sus propias bases de datos.
Sobre las opciones abiertas
Las tres primeras preguntas, dispararon respuestas abiertas, a fin de relevar qué términos libremente referían, sin ningún tipo de influencia. Se registraron textos coloquiales, explayando interés específico, su pertenencia a instituciones o profesión.

Nº 1. En referencia a qué entienden por RSE
60% mencionó desconocimiento y necesidad de profundizar; 35% reconoció decisión reciente en conocer la RSE y 5% dejó la casilla en blanco. Se expresaron términos de acciones comunitarias con continuidad, algo más que mera asistencia a las problemáticas locales, compromiso de la empresa ante la sociedad, gestión de buenas prácticas, conductas éticas, programas diferentes de la filantropía.

Nº 2. Ante la decisión de implementar la RSE como herramienta de gestión en su empresa se produjo la unificación con la pregunta N° 3 que requería mencionar las dificultades y/u obstáculos para implementarla.
El 80% refirió la necesidad de evacuar dudas, en la metodología y en los costos operativos (40% expresó el concepto económico); 10% dijo tener decisión positiva y el 10% no respondió.
 

Sobre las consignas por opción múltiple

Nº 4. En los conceptos con que asocia la RSE
19% Inversión Social, 17% Sostenibilidad, 16% Ética, 14% Acción Comunitaria, 13% Compromiso, 6% Ambiente, 5% Estrategia de Marketing y Filantropía 3%.

Nº 5. Como aspectos menos desarrollados por las empresas
Se ofrecieron 6 opciones, requiriendo la elección de 2 de ellas como principales
Las más votadas fueron la Anticorrupción 47% y la Discapacidad 20%.
De las otras, se destacó Código de Ética con el 12%; las tres restantes, Comunicación de la RSE, Ambiente y Capital Social, se distribuyeron equitativamente los porcentajes restantes.

Nº 6. Sobre la forma más conveniente para abordar el tema RSE
Aquí se solicitó opinión con una perspectiva general; disponiendo 4 opciones, una de ellas abierta.
35% eligió disponer información desde documentos, libros, artículos periodísticos, etc; 32% organizar una entrevista con un especialista; 4% realizar consultas en forma virtual
La opción “otra” acreditó un 47%; de este concepto el 40% expresó reservas / prudencia de informarse, antes de abordar un especialista y el 60% mencionó la preferencia de asistir a actividades donde conocer el tema en forma dinámica y la importancia de establecer contactos directos.

Nº 7. ¿Qué aspectos le interesan o preocupan, para profundizar?
Los registros fueron de un 32% para, cómo puedo realizarla "paso a paso" y el 22% cómo elegir con quién interactuar o compartir un proceso RSE; el 17% suscribió a las dificultades y beneficios de implementarla.
El 26% de la opción “otras” señaló con términos de dificultades, la disponibilidad de tiempo para concurrir a los eventos y la variedad de perspectivas que de ellas surgen.

Nº 8. ¿Cuál de estos temas Ud. elige en primer lugar?
Las dos alternativas propuestas se distribuyeron un 52% para testimonio de casos locales actuales (PyMEs) y 17% para el balance o reporte social. El 29% de “otros” registró expresiones de: poca credibilidad en lo que dicen las empresas grandes empresas 12%, dificultades en la formalización del trabajo en negro 9%, marginación del mercado laboral de los mayores de 45 años 8%.

Nº 9. En el último requerimiento se solicitó cuáles aspectos o temas, le interesan profundizar en la próxima actividad del 15 de agosto. 90% refirió “conocer casos locales” de empresas “chicas” con agregados en los términos de: “cómo trabajar las asimetrías de empresas, cuáles son las claves para realizar talleres con personas de distintas áreas, cómo diferenciar ética y estética, los condicionamientos de los medios de comunicación, temas ambientales en RSE, si se implementa igual en empresas de productos y en las de servicios”. El 40% señaló estar realizando acciones “parecidas”, pero nunca habían pensado en sistematizarlas”.

 C o n c l u  s i o n e s

La consulta previa como complemento de convocatoria, dejó claras señales de acierto, en dos direcciones básicas.
En primer lugar sirvió para
fortalecer el mensaje invitación por mail, de uso frecuente, con la verificación de coherencia entre las respuestas y la activa participación de los concurrentes. En segundo término y quizás el más importante, puso en evidencia la articulación productiva de tres roles diferenciados y dimensiones convergentes: la promoción, facilitación y orientación sobre expectativas reales (testimoniales) complementando los objetivos directos de los organizadores, del público asistente y de los especialistas invitados.

Las tendencias de esta reducida muestra, tal vez sean sólo una gota en el mar, porque el universo PyME registra a 125 mil, según el último censo del INDEC (2005) de las cuales 13.600 son exportadoras (datos CAME). 
En todo caso, significa una forma o estilo de trabajo, cuando se habla de acompañar, comprender e instrumentar a las PyMEs para ayudarlas a consolidar sus estructuras comerciales y su competitividad en los mercados locales y regionales.  Es un sencillo punto de partida para alinear su historia de sensibilidad y acercamiento directo con las comunidades que las rodean, al marco de co-responsabilidades que configura la RSE.

  • Unificando las preguntas de texto libre (1,2,3y9) con las expresiones manifestadas durante el taller, en líneas generales se autorreferencian como arte y parte de la recuperación económica y social del país. Expresan una buena aproximación de conceptos, claridad en la definición de dificultades a causa de desconocimiento y reservas en la decisión de implementarla, hasta no profundizarla más apropiadamente.

  • Reiteran el requerimiento de casos testimoniales de empresas pares, para comparar sus situaciones particulares y fundamentar sus inquietudes específicas. Como último dato interpretativo se destaca que, si bien admiten su condición de efectores de empleabilidad (80%) y aceptan una incidencia directa en el modelo RSE, no tendrían precisa noción de su dimensión relevante en la cadena productiva.

  • Sobre las opciones múltiples, se agrega al detalle expuesto, que además de marcar los ítems solicitados, han agregado textos en "otras" mostrando sumo interés en ampliar sus comentarios puntualmente.

Desde una visión general, hablar de RSE en 2007, significa poner en primera línea, la concepción de la empresa como el actor social con mayor poder (hacer y económico) en el marco de buenas prácticas, consignadas en la producción responsable que integra el respeto por los derechos humanos y laborales, la ética en la generación de su rentabilidad, la racionalidad en el uso de los recursos naturales y su consecuente compromiso en los desechos que produce.
La percepción de la empresa se corresponde con un estatus de productor del mercado, suscribiendo a los estándares de calidad como exigencia irrevocable desde los ´90. Pero que, en estos últimos años, debe atender además, el imperativo de la responsabilidad, como nuevo paradigma en la sustentabilidad de los negocios.

Hablar de RSE en la Argentina de hoy, resume un panorama de conceptos en franco desarrollo, de promoción, implementación, acciones y procesos “en RSE” como términos frecuentes en la diferenciación con que se proyecta. Los avances dan cuenta de las posibilidades más propicias en un salto cualitativo ante las problemáticas generales de la sociedad argentina. De gran disparidad en un sector privado heterogéneo, con algunas resistencias, significativas omisiones y justificaciones especulativas cada vez menos consistentes, en las empresas de gran porte.  De un crecimiento inédito del tercer sector y por último, de una apertura más reciente de las PyMEs, hacia prácticas que ya venían haciendo desde siempre y que ahora sólo les resta sistematizar con ajustes apropiados a su perfil.
Para finalizar, las tendencias expuestas dejan abierta la propuesta de verificación, modificación o reemplazo de las variables aquí trabajadas, con la intención de acompañar a toda entidad, profesional o emprendedor que desee profundizar en los ajustes a medida de este sector, en una próxima actividad.  La dimensión trascendente de la cultura de gestión en las prácticas responsables son transversales a toda la cadena productiva, pero ciertamente se depositan enormes expectativas en las potencialidades que atañen a las PyMEs nacionales.

más información      rse@cac.com.ar     Tel. 5300-9000 #192

consulta, opiniones, sugerencias  info@codigor.org