El Nodo 20 10 ha propuesto una visión transformadora del Bicentenario de la Revolución de Mayo, poniendo su foco principal en el compromiso. Ha sido el primer tramo hacia el Bicentenario de la Independencia, en 2016.
Los puntos de partida: De qué hablamos al hablar de:

Compromiso: Individual y Social
Compromiso con Ética Social, A. Sen


9 de Julio de 2016

  

 De qué hablamos al hablar de compromiso

Cómo aproximarnos a la correcta lectura de la realidad, al trabajar nuestras capacidades de percibir e interpretar y al utilizar instrumentos adecuados.

Cómo poder asumir nuestra parte en el "aquí y ahora" que nos determina responsables (lo queramos o no) en un ejercicio visible a "largo plazo".

Cómo poder generar recursos sustentables y
formular acuerdos sostenibles por todos.

Cómo poder contribuir desde adentro hacia afuera a la fortaleza socioproductiva que nos permita sentar las bases de la legitimidad social de las personas y las instituciones de la comunidad a la que pertenecemos.

Respuestas que quedan pendientes, una vez más, abiertas a compartir las posibilidades tuyas, suyas y nuestras ...

Entendemos por
compromiso:
Hacer con promesa

La Obligación es su opuesto:
tener que ...

 

Es un acto voluntario, intencional, con alcance y categorías diversas.
El Compromiso tiene alcance Individual, Social, Ciudadano, Corporativo.
Su dinámica base es “elijo y decido” qué hacer, con quién, cuándo, etc.
Admite categorías / percepciones diversas: Compromiso
 - de una afirmación (qué veo que pasa),
- de una declaración (qué quiero que pase / qué haré para que pase),
- de un juicio (distingo entre la apariencia y la contribución efectiva)

Para articular con la definición de la Responsabilidad Social del Gobierno: "Compromiso implica promover políticas sociales sin eludir responsabilidades y con conciencia social, teniendo como eje a la persona como sujeto de derechos y teniendo en cuenta la equidad territorial. Compromiso es trabajar por el derecho al trabajo, a la salud, educación, alimentación, vivienda y bienestar. Una política social se hace entonces con compromiso, con la gente, en el día a día, haciendo y estando en el mismo sendero, el del bien común, porque debemos trabajar desde una responsabilidad incluyente". -Fuente: Glosario Bisagra Tomo II del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación-

 

    

Hay y habrá tantas opiniones, como mentes y corazones con compromiso en un entorno mejor que el que habitamos.
Humildemente, intentamos dar un paso más del poder hacer con el enfoque instrumental de la Psicología Social hacia el horizonte común de la Paz que todos necesitamos. Creemos que no es un estado absoluto, sino un compromiso permanente. Implica cambios, tan complejos como necesarios, en cada "hacernos cargo" que nos corresponde a diario.

Compromiso con Ética Social

El Premio Nobel de Economía Amartya Sen defiende un crecimiento y un desarrollo con una fuerte impronta hacia el otro. Derechos humanos, libertad y RS, principales conceptos en el CIRS.

Como economista, filósofo, matemático y poeta, Amartya Sen ha dedicado su vida a las teorías del desarrollo humano y el bienestar. Pero con un enfoque innovador que volvió a colocar a la Economía como lo que es: una Ciencia Social centrada en el hombre y con aportes que benefician a la humanidad. El Premio Nobel 1998, en esta especialidad, llegó por primera vez a la Argentina y a la región en el marco del 1er Congreso Internacional de Responsabilidad Social. Allí disertó sobre el vínculo entre los conceptos de derechos humanos, libertad y RS ante un auditorio principal colmado, con más de 1500 personas, entre ellos rectores, decanos y profesores de toda la Argentina y los alumnos del Programa Amartya Sen “2000 jóvenes por una Economía con Rostro Humano”, que nació en 2008, en el ámbito de la Facultad de Ciencias Económicas de la UBA y a partir de 2011 logró alcance nacional, dictándose en 26 universidades del país. Estos estudiantes luego pudieron conversar con él en un espacio abierto de preguntas y respuestas.

Profesor en las universidades de Calcuta, Delhi, Trinity College, Oxford, London School of Economics y Harvard, y profesor invitado en el MIT, Stanford, Berkeley y Cornell, Sen ha obtenido diversas distinciones internacionales. Sus obras más reconocidas son: “Pobreza y hambruna: Un ensayo sobre el derecho y la privación” (1981) y “Desarrollo y Libertad.”(2000). Además, escribió junto con Bernardo Kliksberg “Primero la Gente. Una mirada desde la ética del desarrollo a los principales problemas del mundo globalizado” (2007).
A sus casi 80 años –los cumplirá el 3 de noviembre- el economista tiene viejas “obsesiones” que siguen vigentes: alfabetismo, salud pública, igualdad de género, erradicación de la pobreza y la hambruna, comprobando que esta realidad no se da necesariamente por la falta de alimentos sino por la desigualdad en su distribución. Además, varios de sus estudios han ayudado a formular el índice de desarrollo humano del PNUD (Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo). Porque para Sen, el concepto de desarrollo no puede limitarse al crecimiento del PBI; el ingreso personal; la industrialización; el progreso tecnológico, o la modernización social. Si bien admite que estos logros son importantes- a menudo cruciales- su valor debe estar relacionado con el efecto que tienen en las vidas y libertades de las personas a quienes atañe. “El cálculo de utilidad puede ser extremadamente injusto para las personas que se encuentran en un estado de privación permanente: por ejemplo, los eternos desfavorecidos en sociedades estratificadas; las minorías constantemente oprimidas en comunidades intolerantes; los aparceros extremadamente precarios que viven en un mundo de incertidumbre; los empleados sobrecargados de talleres de trabajo esclavo que forman parte de marcos económicos explotadores; o las eternamente sumisas amas de casa en culturas altamente sexistas”, detalló Sen en su disertación en el CIRS y demostró que las personas con privaciones crónicas – que parecen nunca terminar – tienden a aceptar su carencia por la simple necesidad de sobrevivir y, en consecuencia, adaptan sus deseos y expectativas a aquello que, con pocas ambiciones, perciben como factible, así como cultivar la capacidad de disfrutar de las bendiciones más insignificantes.

El economista repasó la evolución del concepto de derechos naturales y derechos humanos a lo largo de la historia y aseguró que el alcance de la RS es amplio y se relaciona estrechamente con el reconocimiento ético de estos derechos. “Pueden interpretarse mejor como articulaciones de un compromiso de ética social”, dijo el Premio Nobel, nacido en 1993, en Santinketan, India, una geografía y procedencia histórica y cultural lo marcaron para siempre. Su familia es originaria de Daca, actual capital de Bangladesh, país que surgió, primero de la partición entre India y Paquistán, al adquirir ambos la independencia del Imperio Británico en 1947. Bangladesh se separó luego de Paquistán en 1971. Estos acontecimientos, teñidos de sangre, forjaron, de alguna manera, las ideas del filósofo. Fue educado a lo largo de su niñez y juventud, tanto en su país natal como en Inglaterra y ha sido profesor de diversas universidades. Defensor a ultranza de la tolerancia y el pluralismo, reconoce en Rabindranath Tagore, el gran poeta indio, como una de las máximas influencias, en especial, los conceptos sobre diversidad cultural como fuente esencial para comprender a la humanidad.
Las ideas de Sen podrían resumirse en una combinación de bienestar económico, inequidad y pobreza, por un lado, incluyendo la manifestación más extrema de la pobreza en la forma de hambrunas; y el alcance y la posibilidad de una opción racional, tolerante y democrática, en la otra, abarcando el sufragio democrático, la protección de la libertad y los derechos de las minorías. “En muchos países del mundo — de hecho, en la mayoría— pocos de los reclamos en materia de desarrollo se encuentran garantizados por ley. Y casi ninguno cuenta con una cobertura legal adecuada contra todas las privaciones que se consideran violatorias de algún derecho humano”, enfatizó y aclaró que si bien la legislación sí puede ayudar a promover los reclamos éticos reflejados en los derechos humanos, el enfoque debería ser más amplio. Explicó esto a través de un ejemplo: “el derecho de una persona con discapacidad a ser tratada por los otros con respeto, y no con desprecio, puede ser lo suficientemente importante como para considerarse un derecho humano. Pero es posible que la mejor forma de garantizarlo sea mediante el debate público y la educación social, no mediante el dictado de una ley que conduzca al arresto de los que muestran una falta de respeto estúpida y su posterior castigo”, aseveró afirmando, además que los pronunciamientos sobre derechos humanos se basan en la importancia de las libertades correspondientes que se combinan con una invitación a la responsabilidad social para hacer que éstas sean más fáciles de alcanzar para todos. “¿Pero por qué es valiosa la libertad?”, se preguntó el filósofo. Para Sen, la falta de libertad económica, en la forma de extrema pobreza, hace que un individuo sea la presa indefensa en la violación de otros derechos humanos. “Las personas con privaciones crónicas se encuentran despojadas de libertades que son importantes”, sintetizó el Premio Nobel.

Fuente: ORS - 30 de octubre de 2013

Su origen en Código S  2009

  


comentarios desde aquí

*   *   *

Marco Institucional de aportes en los paneles de los dos Coloquios
"Las Organizaciones y la Crisis" realizados en junio y julio de 2009.

 

En marco de los 200 años de la Revolución de Mayo, el INTI realizó un ciclo de reuniones para reflexionar en prospectiva sobre diferentes aspectos del desarrollo, producción, tecnología y su relación con el Estado y la sociedad, presentado por el Ing. Enrique Martínez.

Agenda de temas sobre los que el INTI propone reflexionar:  http://www.inti.gob.ar/bicentenario/

1. QUÉ ES BUENO. QUÉ ES MEJOR - La medida del progreso en economía.

2. PRODUCIR, ¿NEGOCIO O SERVICIO? - Lógica empresaria para el siglo 21.

3. HACER DONDE NO HAY - Construcción de tejido industrial en regiones pobres del país.

4. PRODUZCO LO QUE CONSUMO - Las necesidades básicas como motor del desarrollo.

5. UNA COSA LLEVA A LA OTRA - Cambio tecnológico. Caso de la siembra directa.

6. DEL DICHO AL HECHO - La gestión del conocimiento productivo

 

   Páginas para repensar la Argentina  Por Facundo Gari

 

El Instituto nacional de Tecnología Industrial
publicó NUEVOS CIMIENTOS

El libro reúne textos de unos setenta colaboradores de diferentes áreas del conocimiento, con la idea del intercambio como base. Horacio González, Miguel Grinberg, Héctor Valle y Enrique Martínez (presidente del INTI) participaron de la presentación.

La publicación Nuevos cimientos posibilita, desde su título, tres presunciones: que se trata de una creación que se suma a los espacios abiertos al intercambio de saberes, que ese carácter endógeno busca ofrecer elementos estructurales equilibrados y que éstos son variados. La primera se salda en que es una propuesta que reúne las exposiciones del ciclo “Honrar el Bicentenario”, de 2010; la segunda en que tiene “el propósito de poner en debate crítico y propositivo muchos conceptos que sustentan la teoría y práctica del modelo productivo dominante”, y la tercera en que es una “propuesta coral” del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI), pues cuenta con aportes de Enrique Martínez, su presidente, y de setenta colaboradores de áreas de conocimiento distintivas.

El libro –algunos de cuyos textos fueron parte de una colección de fascículos de Página/12– fue presentado la tarde del martes en la Feria del Libro por un panel conformado por Martínez, Héctor Valle, Miguel Grinberg y Horacio González. El organismo anunció además la construcción del sitio web www.nuevoscimientos.org y manifestó la necesidad de multiplicar los ámbitos para repensar al país y la región.

“En Nuevos cimientos hay muchas más preguntas que respuestas”, concedió Martínez, y esa abundancia es la que faltó de arranque. Sin una consigna lúdica, pero con una restricción temporal de quince minutos cada uno, los expositores comenzaron a desandar vertiginosamente sus posturas desde la “diversidad” de sus campos. Tuvo que pasar algo de agua debajo del puente para que la concurrencia comprendiera que en ese aparente caos había un orden complejo, que el director de la Biblioteca Nacional clarificaría luego: “En vista de los desafíos del planeta y de la Argentina, tenemos en nuestro horizonte un conjunto de lenguajes que se está componiendo de otra manera y que nos obliga a poner en servicio aquello que creemos saber. El interdisciplinarismo no alcanza. Hoy los conceptos están abiertos. Y es un estado colectivo de un pensamiento que tiene muchas fuentes y, fundamentalmente, un sujeto colectivo, un pueblo nación que está siendo interrogado”. Como ejemplo, celebró el trabajo de Eugenio Zaffaroni al poner “el derecho sobre moldes antropológicos para estudiar la venganza” en la publicación “La palabra de los muertos”.

Para el presidente del INTI, las preguntas que genera Nuevos cimientos son necesarias. “Este mundo reclama el esfuerzo de reflexionar dónde estamos parados y adónde queremos ir para sobrevivir como comunidad”, explicó. Martínez, introduciendo el concepto de “límite del mundo”, sostuvo que la idea fue “insinuar que se necesitan cambios importantes, no asociados a nuevas formas de administración del sistema”. “En muchas conductas está esa lógica. ‘¿Por qué no cambiar a un corrupto por un honesto?’ o ‘¿por qué no poner un sistema de computación en eso que se hace a mano?’. Claro que no debería haber corruptos y se debería usar la tecnología, pero también es la hora impostergable de cuestionar los objetivos de la administración”, puntualizó.

“Tomemos este libro como herramienta fundacional”, había primereado Grinberg, escritor, poeta y periodista, presentado como ecologista frente al lleno de la sala El Rincón de la Lectura. Por eso, diferenció el “ecologismo tradicional”, del que se distanció desde la conferencia ECO ’92, en Río de Janeiro, cumbre en la que “el discurso verde fue capturado por las transnacionales”, y el “ecologismo generativo”, que apunta a un encuentro “en las ideas y situaciones de recambio”. Este último se desprende del “no” que –según él– se les achaca a los ecologistas, en favor de una afirmativa, de lo que le “gustaría que fuese la sociedad”. En ese sentido, y mediante una reformulación del concepto de “revolución”, planteó, “en vez de derrocar a un tirano, llenar la indiferencia con ideas contagiosas en esta hora semioscura de la humanidad”. “Ampliar las barreras del conocimiento requiere una especie de strip-tease conceptual para dejar los vicios de lado”, graficó.

En el camino hacia otras “reglas de juego”, subrayó la importancia concreta de las cooperativas de trabajo, que en la actualidad son más de 20 mil en la Argentina y que emergen como contrapunto de la lógica de “la Revolución Industrial, que derivó en este mundo canalla”. Democráticas por definición, están compuestas por “gente que lúcidamente entiende que el recambio de un modelo social se da con el trabajo cotidiano”. Asimismo, ponderó que el desafío mayor del país y de América latina, como subyace en la mayor parte de Nuevos cimientos, es el de “ponerles límites a las corporaciones globalizadas”. “No puede ser que haya hambre, gente sin techo y sin salud. Empecemos a pensar dónde podemos agregar un ladrillito a la construcción de abajo hacia arriba”, cerró, señalando el dibujo de Daniel Paz que ilustra la tapa de este libro, que también cuenta con dibujos de Rep, Iñaki, Guillermo Ortiz, Matías Trillo y Crist.

El siguiente en tomar el micrófono fue Valle, economista que preside el Fondo Nacional de las Artes y la Fundación de Investigaciones para el Desarrollo. “Este es un cuestionamiento severo al capitalismo de libre mercado, que sobre todo en su versión anglosajona está conduciendo al mundo hacia un callejón sin salida”, sentenció. Y luego repasó algunos temas de debate, como los “elementos de medición de la economía tradicional, en particular el cálculo del producto bruto”. Según el economista, se trata de una aproximación “muy lejana a la realidad”, ya que “no representa un montón de problemas económicos y sociales”. “No es un dato menor cuestionar esos indicadores; es central, porque con ellos se toman decisiones cruciales.”

Tras plantear una disyuntiva sobre el rol de las empresas (“¿deben ser negocios o servicios?”), habló sobre “la toma de decisiones” en el terreno de las artes según los parámetros de la economía tradicional, y brindó una explicación que bien podría ayudar a comprender por qué el gobierno porteño alienta sólo cierto tipo de manifestaciones culturales. “La tecnología con la que se produce ópera tiene casi cien años, por lo tanto tiene costos que no son compatibles con la rendición de eficiencia de un criterio neoliberal. Acá tengo que saber que la boletería apenas alcanza para pagar la mitad de esos costos y que tengo que tomar un criterio que estimule la actividad artística para valorar en qué medida tiene un efecto de defensa del patrimonio cultural. Si utilizo sólo criterios de mercado, únicamente voy a ver películas norteamericanas y obras de teatro empaquetadas en el centro del sistema.”

A su turno, González resaltó que el libro “tiene un enorme valor como pedagogía cívica”. “Posee conceptos articulados de una manera original y está pensado para un público amplio”, describió. En la misma sintonía, señaló: “Está ligado a todas las palabras que leemos en los diarios, a todas las discusiones actuales. En otro momento podría haberse apreciado menos, pero en este contexto el país lo necesita. Y está escrito por personas comprometidas con la discusión sobre el Estado y la sociedad. Este es un momento muy crucial, más allá de la elección, porque el país tiene que elegir un destino”, valoró.

Fuente: Página 12, mayo de 2011

 
   

  Día del Civismo 2011

 

25 de Febrero: conmemoración del Día del Civismo

 

Introducción
Las fechas cívicas suelen revestir gran importancia en la vida de una sociedad, ya que son recuerdos de momentos que han tenido un gran impacto y conservan un significado profundo en su historia. Recordar fechas suele relacionarse con la construcción de la identidad de una sociedad y con la búsqueda de modelos de conducta que se quieren adoptar.

El Día del Civismo se celebra todos los 27 de Febrero en conmemoración a la primera vez que se enarboló la bandera argentina. Este hecho se produjo el 27 de Febrero de 1812 a orillas del Río Paraná, en Rosario, Provincia de Santa Fe, por orden del General Manuel Belgrano al mando del Ejército del Norte. Los colores elegidos para este emblema nacional fueron los que ya presentaba la escarapela, y con este hecho se sustituyen definitivamente los colores que utilizaba el Ejército hasta ese momento, por los colores patrios.

En la Ciudad de Buenos Aires, la bandera nacional fue izada por primera vez el 23 de Agosto de 1812 en la Iglesia San Nicolás de Bari, emplazada en ese momento en el sitio donde hoy se erige el Obelisco.

En 1816, a días de declararse nuestra independencia, el Congreso de Tucumán oficializa esta bandera por decreto, adoptándose como símbolo patrio. Ya en 1938, el Congreso de la Nación establece el 20 de Junio, como “Día de la Bandera” en conmemoración de la muerte del Gral. Belgrano.

El 20 de Junio de 1957 se inaugura el Monumento a la Bandera Nacional en la ciudad de Rosario, Provincia de Santa Fe.

Marco Institucional
El concepto civismo hace referencia a las pautas mínimas de comportamiento que nos permiten convivir en sociedad. Se basa en el respeto hacia el otro humano (las personas) y no humano (la naturaleza, los objetos públicos).

Desde el Programa Construcción Ciudadana trabajamos en una construcción ciudadana colectiva, integradora, que procura, a través del diálogo comunitario, alcanzar acuerdos básicos de convivencia, alentando la participación cívica y disfrutando de los bienes públicos.

Su misión se centra en generar, de forma paulatina y constante, un cambio cultural en los vecinos y visitantes de la Ciudad de Buenos Aires, fomentando la toma de conciencia de los ciudadanos para promover una participación responsable, respetuosa, equitativa, justa, inclusiva y solidaria, en un ambiente sano, que permita un desarrollo armonioso y pleno, de individuos y comunidades.

Día del Civismo 2011
Siguiendo con la propuesta del año 2010, este año continuaremos con acciones tendientes impulsar la lectura de la Constitución de la Ciudad de Buenos Aires, como una forma de reencontrarnos con aquellos valores que nos hicieron grandes como pueblo.

En este marco, el día viernes 25 de Febrero se realizó una acción en la plaza de la República (Obelisco), generando hábito desde el GCBA, donde se repartieron Constituciones de la Ciudad de Buenos Aires y de la Nación. Asimismo, se amplió la acción hacia otros puntos adicionales de alto tránsito peatonal, Cabildo y Juramento, Lavalle y Florida, Rivadavia y Primera Junta. Durante el evento se llevó a cabo un show con zanquistas vestidos con remeras con los valores: solidaridad, justicia, equidad, responsabilidad, respeto, inclusión.

Acompañaron la actividad: Chau indiferencia, Fundación Argentina Ciudadana, funcionarios del GCBA y diputados nacionales y porteños.

Chau indiferencia es una iniciativa que plantea la difusión y la consulta de los textos constitucionales como una obligación para una mejor convivencia ciudadana, para poner el tema en la discusión pública, en busca de respetar las normas constitucionales de la Nación y las establecidas en la Constitución de la Ciudad de Buenos Aires.

Argentina Ciudadana es una organización de la sociedad civil que tiene como misión contribuir a la construcción de un nuevo paradigma político, promoviendo valores ciudadanos, impulsando la participación activa, cooperando en la elaboración de soluciones concretas a la construcción y gestión del bien público.

Fuente: Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires - Secretaría de Inclusión Social y Derechos Humanos.