De qué hablamos, cuando hablamos de Responsabilidad ... 

Reporte de Resultados,
30 de marzo de 2007

 

Datos Preliminares de la Encuesta online
Esta consulta virtual, fue destinada a la opinión pública.
Se realizó entre el 1° y 30 de noviembre de 2006, con un complemento informal, durante diciembre.
Utilizó un recurso de la red, con bloqueo de acceso al mismo usuario, en una segunda oportunidad.
Se difundió a través de correo electrónico a contactos personales, con el pedido de extenderla a sus entornos inmediatos, también se enviaron gacetillas vía mail a medios RSE y a periodistas de medios masivos.

Podrás solicitarnos el envío del documento en word o pdf, dejándonos tu mail. Muchas gracias por compartir tu interés

 Primeros pasos y su proyección "más allá" de este trabajo

Esta primera encuesta sobre Responsabilidad, ha sido otra posibilidad de participación, que ofrece Código R, desde que está en la red.  Tras su reciente lanzamiento como prototipo de una herramienta colectiva, abrió una consulta online, sobre un planteo de uso corriente en las conversaciones cotidianas "de qué hablamos, cuando hablamos de " y en este caso la cuestión ha sido "responsabilidad".  

El propósito inicial de esta encuesta, ha sido poner foco en la responsabilidad R general, básica, como principio, valor, actitud, para configurar el marco de las dinámicas sociales en torno a las demás responsabilidades. La elaboración de este reporte, cumple con el compromiso de publicar los datos obtenidos, con la expectativa de "ir más allá" de este trabajo. 

Los motivos de esta proyección multifocal, se apoyan en una interpretación diferencial, originada en situaciones básicas, de autocrítica, de cotejar aspectos reales referidos a quiénes y cómo se hizo, qué crédito público obtuvo, etc. Otro interés, emergente, surge del cruzamiento entre el número de participantes y la cantidad de colaboradores potenciales que fueron invitados a difundirla.  Éstas, son algunas de las elaboraciones en proceso, con la necesidad de guardar privacidad en una primera instancia, para luego difundir un nuevo comentario o reporte, con la apropiación debida, una vez que se tengan los elementos totalmente verificados.

De qué hablamos, cuando hablamos de R es un plan estratégico, complejo y articulado, originado en nuestra condición de  "operadores" en la realidad y todo su contexto.

Esta consulta es un trabajo práctico, inspirado en las iniciativas globales ante las problemáticas actuales, que están en pleno desarrollo, con recortes parciales de consensos eventuales. Nos estamos refiriendo a la RSE,
los ODM (Objetivos del Milenio), las Directrices de la OCDE (para multinacionales), ISO 26000, como propuestas de mayor envergadura mundial. 

Hemos retomado esta cuestión ya conocida, con el propósito de ayudar a tomar conciencia, sobre cómo instrumentamos la responsabilidad, en nuestro hacer cotidiano y cómo vemos las conductas de "los otros", más allá de las situaciones personales, sociales o laborales, que las configuran.  Desde 2004, nos motiva la inquietud de consolidar la R, en términos más comprensibles; de facilitar formas sencillas de reposicionarla como valor inherente a nuestra condición humana y de profundizar en las distorsiones con su antagónico, culpa o culpabilidad. 

Partimos de que la lógica cotidiana, ante una situación de conflicto o confrontación, se acoda en reacciones primitivas de descargar la culpa y de instalarnos en que tenemos la razón. Como operadores en la comunidad, estimamos necesario investigar, dejar de suponer o calcular, desde un escritorio. En la calle, diarios, radio, TV e internet, somos espectadores o actores de reclamos, acusaciones y denuncias, con devoluciones de excusas y promesas en distintas formas. De un lado y del otro, surgen visiones, posiciones e intereses que ofician como causa o consecuencia en la calidad de vida, que todos deseamos superar. 

Qué elementos determinan y qué aspectos se juegan, en que al hablar de  responsabilidad, vemos, pensamos, decimos y hacemos en términos de contradicciones, nos decidió a abrir este consulta-debate.  ¿Será que nos está haciendo falta, detenernos en aspectos aparentemente obvios, reflexionar sobre ellos, aclarar, codificar ...? Compartimos aquí, esta muestra, sumándonos con una acción pequeña, pero hecha con mucha dedicación (amor), como pregonó la Madre Teresa de Calcuta.

 Sobre los participantes   Resultados de la muestra en porcentajes

Para configurar el perfil del participante, se requirieron variables básicas de género, edad (segmentada por décadas), si trabaja o no, si estudia o no. 

58% Masc.
42% Fem.
90% entre
20 y 60 años
85%
trabaja
del 15% restante el 40% estudia
 El contenido

Cantidad de participantes - 300
Máximo de respuestas disponibles, por participante - 8
Respuestas (opciones) obtenidas - 2.360
Respuestas en blanco - 40

El desarrollo de la encuesta, alternó 
perspectivas autorreferenciales (subjetivo, personal) y de proyección social (opinión sobre los demás), acotadas en dos situaciones y cinco preguntas.

Sobre las dos situaciones planteadas

La primera consultó: Ante un conflicto con circunstancias de perjuicio, que aparentemente Ud. ha causado ¿cuál es su proceder más frecuente? 

48% expresó "negociar una reparación enseguida"
36% "se disculpa por el error, expresando que si hubiera sabido tal consecuencia, no lo hubiera hecho".
12% "busca alguna forma de distribuir (compartir) responsabilidades para arribar a solución inmediata".
Y finalmente se registró un 2% que "busca descargar su culpabilidad, en otra persona o en una circunstancia eventual", hecho que nos disparó una alerta de elaboración, que luego ampliaremos (en datos significativos)

En segunda instancia se pidió "su percepción de los demás (Ud. opina en relación a lo que ve en los otros).

53% opinó "que antes de asumirse responsable, la mayoría de las personas, tiende a (descargar la culpa) en otro o en una circunstancia" 
42% "que la mayoría de las personas, elude su responsabilidad, siempre y hasta que pueda"
16% "que la mayoría niega su culpabilidad, hasta el límite posible" 
5% "que reconocerse culpable, afecta el buen nombre y honor, en lo cotidiano".

Sobre las cinco preguntas

En las tres preguntas ... 
¿qué significan para Ud. responsabilidad?, 
¿qué significa para Ud. la irresponsabilidad? y 
¿con qué conceptos identifica la R?, se obtuvieron las siguientes respuestas.

- Definieron a la Responsabilidad como "una capacidad de hacerse cargo de lo se ha hecho o dicho" 43%; 
"actitud que se adopta en las relaciones cotidianas" 36%;
"habilidad de responder por lo que se ha dicho, hecho" 21%
Y el 10% lo estima "un sentimiento personal que gratifica la conciencia".

- Manifestaron correlato de la Irresponsabilidad, con
"una falta de respeto" 65%; 
"una conducta frecuente que se ha naturalizado, para contemporizar las relaciones" 32%; 
"una acción justificable si se devuelven motivos lógicos" 7%
y no hubo aprobación para "un comportamiento que puede repararse con un gesto amable".

- El 64% identificó la Responsabilidad con el respeto 
52% con la honestidad; 33% con la confianza;
23% con la autocrítica; 21% con la dignidad;
19% con la solidaridad; con autoestima 9% 
y con el orgullo 5%.

En referencia a la cuarta pregunta 
¿cómo cree Ud. que se facilita el ejercicio de la R? 

El 50% eligió "difundiéndola como una herramienta para mejorar la calidad de vida (vínculos y comunicación)".
34% "tomando conciencia de ella". 
24% "posicionándola como una estrategia social, para reparar los perjuicios ocasionados" 
y el 10% "refiriéndola como una conducta solidaria"

- - - - - - - - - - - - - 

La quinta consigna sobre RSE, dio como resultado, que 
48% la consideró "acciones de la empresa, para la comunidad
29% "un cumplimiento institucional, con las leyes laborales y las normas sociales" y 
7% "interacciones asimétricas en la cadena de valor". 
La opción de expresión libre "otra" recogió el 11%, distribuida en tres perspectivas: un tercio respondió en forma personal que "nunca oyeron mencionarla"; los dos tercios restantes, se manifestaron con una proyección social, distribuyendo equitativamente, opiniones en términos negativos o de gran escepticismo y marcando "que la gente no sabe de qué se trata". 
*ampliación

 

*nota ampliación
En la construcción de la consulta, se dio prioridad al enfoque de las dinámicas sociales básicas y se expresó en términos cotidianos.  Hubo acuerdo general en la configuración de su contenido, salvo en esta última pregunta sobre RSE.  Ella provocó el mayor debate interno. En primer lugar por el uso de la denominación RSE. La intención fue evaluar el registro, equivalente a la retención de marca, desde la perspectiva publicitaria, porque la encuesta salía desde un Portal de RSE. Además tal denominación, permitía guardar objetividad ante las diferentes acepciones que hoy la conceptualizan como: RS de la Empresa, R de la Empresa en la Sociedad, R Empresaria, etc. En segundo término, hubo dudas sobre si incluirla o no. También si se la verticalizaba en qué cree Ud que es la RSE, o en la forma que finalmente se decidió, dejando abierta la opción "otra", para habilitar la decisión de responder por sí mismo.

Datos más significativos

Si bien estos datos propios, son elementos de base, sobre los cuales seguimos trabajando, hemos previsto además, el complemento con otros estudios o investigaciones, que omitimos aquí, por dos razones. Porque aún las estamos evaluando y sobre todo, porque estamos emprendiendo el desafío de abordar a idóneos que nos dispensen sugerencias, críticas o todo aporte que estimen apropiado.
Solidarios con la síntesis, exponemos aquí, sólo un par de las interpretaciones que nos parecieron más significativas.

1) Por ejemplo, en la interrelación de las situaciones planteadas, si retomamos el cuadro de las respuestas, vemos que, en su percepción sobre los demás, el 53% estima "que antes de asumirse responsable, la mayoría tiende a "culpar a otro".  Mientras que desde la perspectiva personal o autorreferencia sólo el 2% opina "descargar su culpabilidad, en otra persona, o en "una circunstancia".
Esta polarización de porcentajes nos evidencia una contradicción o visto de otro modo, estamos ante un grupo de usuarios excepcionales.

2) Sobre la variable RSE, complementamos un ajuste en el 11% de la opción "otra", en consecuencia a las tres perspectivas, mencionadas en el cuadro anterior.
En diciembre, decidimos trabajar informalmente (repartiendo la encuesta impresa) sobre 30 casos con perfil de staff calificado, en una corporación, con filial en Buenos Aires, que no tiene, o al menos no ha publicado proceso RSE local. 
Mantuvimos la equidad de género, obviamente el 100% trabaja y de ellos el 40% estudia, el 60% no. 
Las respuestas mantuvieron la tendencia general.
En referencia a RSE, 24 casos (80%) manifestaron desconocimiento particular. 
Procurando optimizar este último encuadre, invitamos a contactos directos de diez empresas activas en RSE, a distribuir la encuesta por sus medios de comunicación interna. No obtuvimos aprobación, mencionando dificultades de la fecha calendario, poco apropiada.
Sin dudas, otra alerta en nuestro próximos pasos.

 Excedentes del reporte

 Nuestras expectativas inmediatas  Dos próximos desafíos complementarios:

Esperamos que este primer trabajo, nos ayude en la autocrítica y a abstraer las relatividades; que también nos oriente en la distancia óptima con las teorías y las prácticas que están configurando el modelo de Responsabilidad Social, en personas y organizaciones.

Nos resta mucho material para seguir reelaborando.
Evaluar las referencias más idóneas que nos direccionen hacia el estado de bienvivir(1) que proyectemos.
Si la RS es un modelo "de gestión de impactos"(F.Vallaeys)
Trabajar el rescate de la responsabilidad "como valor fundamental para nuestra vida" (Sergio Sinay)
Focalización del impacto en términos de contribución, como lo estamos facilitando.

Resúmenes de compromisos y criterios evaluativos que confluyan en un deseo: que el cuento(2) de Anthony de Mello sea eso, un cuento, una referencia histórica que halla perdido vigencia porque los hombres del Tercer Milenio, superado la moraleja, hemos entendido de qué hay que hacerse cargo y dar cuenta, si somos Alguien, Cualquiera, Nadie y Todo el Mundo.

1) compartir y discutir sobre las reflexiones que dispara otra cuestión de enunciado corriente ¿cómo somos los argentinos?
Individualistas, infractores de la ley, personas que prefieren caminos fáciles, que no suelen cumplir sus promesas.  Tal es lo revelado por la encuesta nacional, realizada por TNS Gallup, para el diario La Nación, donde los argentinos se ven a sí mismo. Amplía ¿Optimistas o pesimistas?, ¿Orientados hacia el pasado o hacia el futuro?  La diferencia entre las creencias y conductas, que hace Luis García Fanlo, sociólogo y profesor (UBA).
"Es cierto que toda percepción social depende de múltiples factores; eso pasa en todas las sociedad. Pero lo importante es conocer cuáles son estas creencias, para no vernos afectados por ellas", Ricardo Hermello, Director de TNS-Gallup.
Fuente: La Nación, 25/9/2005 - acceso a la nota original desde aquí
- - -
2) Transitar los tramos de ByC
(desde nuestra portada)
 "Somos responsables de qué hacemos con lo que nos pasa". Ejercitaciones y conversaciones que nos anteponen a revisar nuestras actitudes (cómo somos y cómo estamos), qué vemos y qué interpretamos, y bastante más
desde aquí

 

Referencias: 

(1) bienvivir - la cultura Aymará, diferencia el bienestar (bienes materiales, legítimos y correctos) del bienvivir (conductas correctas, que significan bien para sí y para los demás, procurar/se una vida personal y colectiva, con calidad material y espiritual), conceptos que frecuenta Bernardo Kliksberg 

(2) Cuento de los cuatro personajes llamados TODO EL MUNDO, ALGUIEN, CUALQUIERA y NADIE.
Dicen que había un importante trabajo por hacer y TODO EL MUNDO, estaba seguro de que lo haría ALGUIEN. CUALQUIERA podía hacerlo, pero no lo hizo NADIE. Sin embargo ALGUIEN se enfadó porque era el trabajo de TODO EL MUNDO. TODO EL MUNDO pensó que CUALQUIERA podía hacerlo, pero NADIE se dio cuenta de que TODO EL MUNDO no lo haría. Al final TODO EL MUNDO culpó a ALGUIEN cuando NADIE no hizo lo que CUALQUIERA podía haber hecho. Anthony de Mello.

Y para finalizar este apartado, confesamos nuestro deseo y esperanza ...

que este trabajo, proyecte en cada usuario-lector la voluntad de sumar un aporte concreto para hacer de este sitio colectivo, un denominador común en las responsabilidades que nos restan instrumentar

  Muchas gracias por haber participado,
  por haber difundido la propuesta
  y ... por sumar, desde ahora en adelante
  toda inquietud, que parezca oportuna.