Empresas Sociales

Generan ganancias rentabilidad +
soluciones reales ante los déficits socioambientales

Tienen como finalidad remediar problemas sociales o ambientales con mecanismos tradicionales de mercado.

 

Nosotros

Políticas SocioAmbientales
Nuevas Economías
Planificación a 2020

Apoyo, Impulso, Medios ...

Todavía no hay una masa crítica de empresas sociales. Si bien algunas de estas organizaciones ya están operando en Argentina, son pioneras y todavía son pocas. Federico Seineldin amplía
Njambre es una aceleradora de estas empresas, que opera desde Rosario, Buenos Aires y Mendoza 

   

FAES nace ante la necesidad de promocionar e implementar el concepto de empresa social en Argentina y Latinoamérica, frente a la falta de una entidad de dicho concepto en el país. Cuenta con el apoyo del Dr. en Economía y Premio Nobel de la Paz 2006 Muhammad Yunus. www.empresassociales.org

   

En marcha ...

La Usina es una OSC que incorpora a personas con discapacidad física y mental a la fuerza laboral, utilizando un modelo basado en principios del mercado y en estándares profesionales, sin utilizar cuotas u otros tratamientos preferenciales. "Encontrar un trabajo no es simplemente una cuestión de caridad, sino de encontrar compatibilidad entre las habilidades de un trabajador con discapacidad y las necesidades del empleador" dice Bea Pellizari.   Ella fundó La Usina en 2002 basándose en la diversidad como forma de enriquecimiento colectivo.

RedACTIVOS es una empresa social que desde hace cuatro años, comercializa y distribuye diversos productos y servicios creados por personas con discapacidad. Además de ser una fuente de ingresos para La Usina, ha logrado conectar a una red de importantes empresas argentinas y transnacionales que consumen estos productos en marco de compra responsable. www.redactivos.org.ar 

Diseña indumentaria adecuada para las personas con discapacidad motriz y movilidad reducida. Con la línea de remeras BE FREE abre una campaña de venta online, con edición limitada, derivando las ganancias íntegramente a La Usina, para seguir desarrollando un cambio real y sustentable que mejore la vida de las personas con discapacidad. www.amagi.com.ar

 

Empresas Sociales que Aplican Bio-Tecnología

MAMAGRANDE trabaja la regeneración de ecosistemas y servicios naturales, creando trabajo y valor económico. "El desarrollo social, económico y ambiental solo puede darse EN/CON-JUNTO".

Idea, concibe, diseña y desarrolla soluciones para la generación de energía y materiales a través de bioproductos, la biorremediación de ecosistemas y la regeneración de vida. Se basa en la creación de desarrollos ecoefectivos de origen renovable y 100% reintegrables al ciclo natural, que no compiten por la comida de los seres humanos, ni en superficie, ni en otros recursos.

CAMBIA  Gente sin trabajo,
              Tierras inundadas sin uso, Agua sucia
POR  Gente con trabajo digno e inclusivo
         Tierras aprovechadas, Agua limpia

www.mamagrande.org

 


www.iyara.org

 

     Aceleradora de Empresas Sociales, Federico Seineldin
www.njambre.org   

Aspiramos a que existan muchas más empresas sociales de las nuevas economías y creemos que hay que identificarlas, provocarlas y ayudarlas en sus fases iniciales de gestación.

Todavía no hay una masa crítica de empresas sociales. Si bien algunas de estas organizaciones ya están operando en Argentina, son pioneras y todavía son pocas. El desarrollo de este campo es aún muy incipiente en nuestro país, y todavía no hay un volumen significativo de empresas sociales de las nuevas economías.

El ecosistema de apoyo a empresas sociales en Argentina necesita de nuevos actores. Si bien recientemente surgieron instituciones de apoyo a empresas sociales como concursos de planes de negocios, sectores académicos y otros, ninguna tiene su foco en apoyar y nutrir a las empresas sociales en sus inicios, que es cuando el soporte en gestión y financiamiento es realmente crítico. Mientras que en otros países del mundo han empezado a crearse aceleradoras de empresas sociales, en Argentina esta institución no existía hasta que surgió Njambre..

El acceso a capital paciente para empresas sociales en etapa inicial es aún limitado. A pesar de que en otros países los fondos de inversión de impacto están creciendo, la mayoría de ellos cubren empresas ya consolidadas, y sus ofertas comienzan a partir de US 0.5 MM. En Argentina, sólo hay un fondo de inversión de impacto, Equitas Ventures. Por otra parte, los individuos de alto patrimonio argentinos, que podrían jugar un rol clave como inversores de impacto aportando capital paciente, todavía tienen la cultura de “los dos sombreros”. O son inversores o son filántropos, pero aún no integran sus inversiones con su compromiso de apoyar la transformación social. Hoy, en nuestro país, no hay opciones financieras adecuadas para la creación de empresas sociales.

Somos una empresa social que cataliza empresas sociales y asume riesgos junto a ellas. Los tres co-fundadores de Njambre Aceleradora somos emprendedores y, además, hemos apoyado e invertido personalmente en empresas sociales en Argentina y en América Latina. Uno de nuestros mayores aprendizajes es que asumir riesgos junto a los emprendedores y co-gestionar las empresas sociales genera un alto valor agregado y amplía significativamente la garantía de éxito de las empresas. Experimentamos el rol fundamental que juega el acceso a capital semilla, la comunidad y el acceso a contactos estratégicos.

En América Latina no existe una legislación específica para empresas sociales. Esto significa que con el fin de alcanzar sus objetivos sociales y de negocios, los emprendedores suelen tener que crear al menos dos entidades jurídicas (una con fines de lucro y otra sin fines de lucro) e integrarlas en una “organización paraguas”. Gerenciar estos “holdings” es otro gran reto con el que tienen que lidiar las empresas sociales. Queremos aportar a la evolución de las políticas públicas que rigen para estas nuevas empresas.

 

Negocios con mirada sustentable

Las empresas sociales tienen como finalidad remediar problemas sociales o ambientales a través de mecanismos tradicionales de mercado.

¿Qué tienen en común el desarrollo de una microturbina de generación de energía limpia que produce 6.000 vatios por día y sirve para alimentar viviendas de comunidades de pescadores, una fábrica que elabora y comercializa ropa accesible para personas con discapacidad o un proyecto para la generación de biodiésel en aguas estancadas y contaminadas con residuos orgánicos?

La respuesta es: economía social. Un espacio en donde entran a jugar factores vinculados a la sustentabilidad como la inclusión de comunidades y sectores de la sociedad o cuidado de energías renovables. Entorno Económico dialogó con Federico Seineldín, cofundador de Njambre Coworking, una comunidad de recursos y aprendizajes colectivos puestos al servicio de un “enjambre” de empresas de las nuevas economías. Una aceleradora de proyectos de entidades sociales que identifica a emprendedores con ideas con potencial de convertirse en empresas socioam- bientales consistentes.

¿Qué son las empresas sociales o economía social?
Lo que vemos es que los modelos tradicionales de negocios buscan la renta sin importar cómo lo hacen, más allá de que muchos están en el tema de la RSE en alguna ONG, que lo único que hace es dar una solución de corto plazo. Basado en eso empezamos a detectar manifestaciones híbridas entre el sector social y económico, o empresas sociales que empiezan a utilizar mecanismos de mercados para subsistir –pago de impuestos, empleados, elaborar buenos productos y servicios–, pero que estos productos o servicios remedien o mitiguen problemas sociales y ambientales. Tiene como finalidad remediar un problema social y ambiental a través de mecanismos tradicionales de mercado.

¿Cómo actúa en ese sentido Njambre?
Es un entramado de voluntades. Primero es un espacio físico donde se encuentran distintos tipos de organizaciones, generalmente ONG y pequeños emprendedores de negocios.
Desde Njambre empezamos a ubicar estas empresas sociales y a ayudarlas porque creemos que aún no existe un ecosistema jurídico, financiero o de escala de valor donde estos emprendedores tengan para nutrirse antes de salir al mercado. Entonces funcionamos como un lugar de cuidado para el emprendedor, en donde podamos ayudar a financiar, hacer una gestión compartida durante un tiempo y poder brindarle el capital social, que a veces es lo más necesario, aun más que el financiero.

¿Cuál es la realidad que vive la economía social hoy en nuestro país?
En Argentina esto está todavía en pañales, no así en otros lugares de Latinoamérica. La economía social es una evolución al sistema de RSE, que está limitado a mitigar el riesgo de las empresas y los daños colaterales que puedan llegar a hacer. Esto va concretamente a resolver un pro- blema. Es de impacto social fuerte, es un sistema que viene a resolver problemas sociales y ambientales sin resignar réditos económicos.

Lanzamiento en Mendoza del Bid Challenge Argentina 2012
Este certamen, que se lleva a cabo por sexto año consecutivo en Argentina, convoca a emprendedores con empresas nuevas o existentes (no más de 3 años) que tengan intención de generar impacto económico, social y/o ambiental. El Consejo Empresario de Mendoza (CEM), Valos y Njambre son convocantes en Mendoza, en alianza con el Espacio de Negocios Inclusivos de la Universidad Torcuato Di Tella (ENI), que se lleva a cabo en 17 países, y está organizado por la Business in Development Network (Bid Network) con sede en Holanda.

Serán seleccionados un máximo de 50 emprendedores de diferentes regiones de Argentina (de 6 a 8 locales), que participarán de un programa de mentorías a cargo de emprendedores, empresarios y ejecutivos de grandes empresas del ámbito local y nacional, que colaboran voluntariamente acompañando en el armado de los planes de negocios presentados.

Para conocer acerca del Bid Network se debe acceder a    www.bidnetwork.org
Fuente entornoeconomico.com