Economía Azul y los Objetivos de Desarrollo Sostenible
Nuestro propósito es compartir EL DESPUÉS de las charlas de Gunter Pauli en Buenos Aires ...

Comentarios online, como anticipo:

Declarado Huésped de Honor, iniciativa de la Dip. Natalia Persini
Expuso el creador de la Economía Azul, Gente de Medios.
Una Visión Ecosistémica de la Economía, Gonzalo del Castillo.
Seguimiento instrumental desde esta red ...
 

Charlando sobre el "después" con Andrea Vega, Gonzalo del Castillo y la Diputada Natalia Persini

 

Perfil
Emprendedor:
Flor Segura
y su nota

 

                

Qué es la Economía Azul

The Blue Economy: 10 años - 100 innovaciones - 100 millones de empleos, es un libro de Gunter Pauli. El libro afronta un problema de proporciones muy importantes, nada menos que la reforma de la manera en que pensamos sobre el medio ambiente, la agricultura, la manufactura, los residuos con el fin de cuadrar el círculo del desarrollo sostenible con el planeta en el que nos encontramos. En realidad, es rediseñar todo nuestro modo de vivir y de producir la copia de la naturaleza, que nunca ha tenido necesidad de utilizar combustibles fósiles para producir y disponer de todo lo necesario, como lo estamos haciendo en cambio, empobreciendo el planeta a expensas de futuras generaciones. El informe fue solicitado por el Club de Roma.

Gunter Pauli se inspira directamente en el extraordinario desafío de nuevos e innovadores modelos de producción que van más allá de los conceptos de ecoeficiencia y del "Análisis del Ciclo de la Vida" y, como nos recuerda una de las figuras pioneras de biomimetismo Janine Benyus, que "introduce una era basada no en lo que podemos extraer de la naturaleza, sino en lo que podemos aprender de ella " sic





Una Visión Ecosistémica de la Economía, Gonzalo del Castillo.

La capacidad de imitar y aprender de la naturaleza y sus procesos, sumada a la de poder desentrañar los principios fisicoquímicos que la rigen, le dio al hombre una ventaja comparativa indudable sobre las demás especies.
Desde la incipiente industria lítica o el manejo del fuego hasta las actuales tecnologías para captar la energía solar o eólica, la observación e imitación del entorno estuvo siempre presente en nuestra evolución.
Somos una extraña especie que suele jactarse de dominar aquello que, en rigor, sólo supo imitar. Y cuando no fueron imitaciones las realizadas, fueron derivaciones, pues nada en nuestro acontecer está más allá de las determinaciones que impone el entorno.
A lo largo del tiempo, el devenir del hombre en la Tierra aconteció mayormente en una relación armónica con el medio. O bien debido a concepciones mágico-espirituales o bien por limitaciones técnicas o demográficas, el hombre progresó en armonía con la naturaleza. Hoy no caben dudas de que la civilización industrial - y la cosmovisión que le fue propia- destruyó esa armonía.

La concepción de la naturaleza como mero recurso, desprovista de valor, aunada a una tecnificación a escala planetaria y al consumismo como filosofía de vida, condujo a un desastre generalizado: ecosistemas enteros destruidos, contaminación del agua, aire y tierra, modificaciones de las variables climáticas globales.
El sistema actual se encamina al abismo porque nuestro mundo material pretende funcionar sobre la base de recursos físicos que no tenemos. Y porque muchos de los que tenemos son mal utilizados y convertidos en residuos que no podemos ocultar ni utilizar. Sólo enterrar o quemar.

Producimos y consumimos millones de botellas plásticas que mantendremos en nuestras manos por escasos minutos, pero que permanecerán en un relleno sanitario por cientos o miles de años. Preferimos seguir quemando combustibles fósiles contaminantes para obtener energía, aun a sabiendas de sus efectos catastróficos para el sistema planetario en su conjunto.
Ensoberbecidos en un cientificismo dominado por la lógica de maximización de ganancias, hemos olvidado la antigua sabiduría de observar e imitar a la naturaleza. Si dirigiéramos nuevamente la mirada a ella, podríamos volver a entender y emular la dinámica que le es propia y que multiplica la riqueza en sus procesos, haciendo sólo uso de los recursos a su alcance, con el sol como principal fuente de energía. Y esto sin generar desecho alguno. En la naturaleza, los subproductos de un proceso son siempre parte de una cascada de nutrientes que sirven de sustento a otros procesos. El resultado es la infinita diversidad que hace extraordinario a nuestro planeta.
Si logramos remedar el modo en que funcionan los ecosistemas, podremos plantear comunidades humanas sustentables capaces de generar riqueza y trabajo local, superando modelos económicos industriales plagados de consecuencias negativas. Hoy no alcanza con reducir esas consecuencias. Estamos obligados, física y éticamente, a hacer el mayor bien posible. Para eso, debemos encontrar los modos de convertir los desechos de nuestras actividades en recursos útiles para otras. Y hacerlo mediante la utilización de lo localmente disponible, siempre más económico y cuantioso. Así es como funciona la naturaleza. Así es como deben funcionar las sociedades humanas.
La producción de café -cuyo residuo puede quemarse para producir energía, en una visión tradicional de reducción de costos y "circularidad económica"- bien puede convertirse en insumo para nuevos procesos multiplicadores de valor, mediante la utilización de su pulpa fermentada y secada para ser utilizada como sustrato para el cultivo de hongos, por ejemplo. Esto podría aplicarse a casi todas las actividades humanas: producción energética, agrícola, pesquera, emprendimientos mineros. Sólo se requiere cambiar de lógica.

El Informe Blue Economy al Club de Roma, que será presentado el mes próximo en diferentes conferencias en el país, corrobora que pensar y actuar de este modo es posible. La Fundación ZERI - impulsora de la Economía Azul- ha realizado, en las últimas dos décadas, más de 200 proyectos, para los que se movilizaron más de 4000 millones de dólares en inversiones, generando tres millones de puestos de trabajo.
Una visión ecosistémica de la economía y los negocios multiplica los beneficios económicos, ambientales y sociales. No se trata de negar los desarrollos científicos o tecnológicos. Muy por el contrario, se trata de valerse de ellos modificando la lógica y los objetivos que los rigen, para pensar y ejecutar cada actividad, cada industria, cada proceso, tal como los ejecutaría la naturaleza.
La Argentina está hoy en un punto de inflexión. Es la ocasión de inventariar todas sus oportunidades y enfocarse en lo que es sostenible, con una visión a largo plazo.
Las decisiones que se tomen para volver al desarrollo pueden basarse en la naturaleza, su diversidad de vida y su sabiduría, para promover un desarrollo económico y social que aporte a la felicidad de los habitantes permitiendo a la naturaleza continuar su camino de riqueza evolutiva.

Pauli es autor del libro La Economía Azul; Del Castillo, poliítólogo, coordina el Movimiento Agua y Juventud
sic Fuente: La Nación, 29/8/16




Gunter Pauli es un emprendedor,
conferencista, autor de 20 libros publicados en 34 idiomas y asesor de gobiernos. Nacido en Bélgica en 1956, dedicó su vida a la desarrollar e implementar un concepto de transformación radical de la empresa y de la sociedad.

Entre los años 1981 y 1996 creó doce empresas, 10 de las cuales fueron exitosas. Entre 1991 y 1993 relanzó una empresa de detergente en Bélgica construyendo una fábrica ecológica. Desde 1994, con el apoyo del gobierno de Japón y de la Universidad de las Naciones Unidas, Pauli dirige e inspira la red de científicos y empresarios Zero Emissions Research and Initiatives (ZERI). Fue secretario general de la European Business Press Federation y fundador y presidente de Mozarteum Belgicum. Desde 2016 es miembro de la Junta de Síndicos de la Fundación Ciencia y Fe de la Santa Sede (Vaticano).

En tiempos de crisis sociales, económicas, ambientales, cuando los estados, la ciencia, la empresa parecen incapaces de ofrecer soluciones, las propuestas de Gunter Pauli promueve volver sobre la sabiduría de lo cotidiano y lo posible. Su pensamiento trasciende modelos que se han revelado ineficaces: la economía financiera, basada en el crédito y la deuda, y la 'economía verde', que trata de preservar el medio ambiente en base a grandes inversiones que la vuelven inviable. La 'economía azul' propone servirse del conocimiento adquirido por el hombre y acumulado durante millones de años en la naturaleza, para alcanzar cada vez mayores niveles de eficacia, y traducir esa lógica del ecosistema al mundo empresarial.

"Que las comunidades aprovechen recursos que tienen disponibles en su entorno, para sumar valor y producir bienes útiles, sin daños al medio ambiente y con una salida laboral, a partir de algo que ya estaba ahí, pero sin que antes existiera conocimiento sobre su valor o potencialidad".

Pauli propone ideas que están disponibles para el que quiera innovar: desde aplicar la estructura de los termiteros a la arquitectura bioclimática, a teléfonos móviles que se recargan sin batería gracias a la diferencia de temperatura entre el aparato y el cuerpo humano, pasando por la reutilización de los desechos agrícolas.

Presentado como informe para el Club de Roma, en su trabajo “La economía azul”, Gunter Paulo expone iniciativas empresariales innovadoras que pueden generar empleo y contribuir con el uso racional y eficiente de los recursos, apelando a un enfoque ecosistémico.

Pauli, que en la actualidad reside en África, apoyó a proyectos de Economía Azul en todo el mundo. Promovió cerca de 200 iniciativas de este tipo y movilizó USD$ 4 mil millones en financiación local. De este modo, generó cerca de 3 millones de puestos de trabajo.

El próximo lunes 12 de setiembre, Gunter Pauli brindará una conferencia en Buenos Aires sobre " La Economía Azul y los Objetivos de Desarrollo Sostenible", y recibirá la distinción de Huesped de honor . El PNUD Argentina, el Capítulo Argentino del Club de Roma, junto al Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible y la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires apoyan y promueven la realización de este evento.

sic Fuente: Naciones Unidas

 



Legislatura porteña. Expuso el creador de la Economía Azul

Gunter Pauli, emprendedor que promueve el desarrollo sustentable, fue declarado huésped de honor de la Ciudad. Habló sobre sus teorías y hubo mesa de debate.
Gunter Pauli, creador del modelo de desarrollo y producción conocido "Blue Economy" (Economía Azul) y autor del best seller homónimo, fue declarado hoy Huésped de Honor de la Ciudad de Buenos Aires, durante un acto en la Legislatura porteña.
La declaración fue aprobada por el cuerpo legislativo a instancias de la diputada Natalia Persini (PRO), quien esta noche le hizo entrega al visitante del diploma respectivo y de una medalla recordativa, en el salón Dorado Hipólito Yrigoyen.
Tras recibir la distinción, el economista y profesor expuso sobre sus teorías, pero antes sus ideales ya conocidos fueron analizados en una mesa coloquial integrada por el ministro de Ambiente y Desarrollo Sustentable, Sergio Bergman; la coordinadora María Eugenia Di Paola, del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), y el intelectual Santiago Kovadlof, presidente del Capítulo Argentino del Club Roma.
"Estamos acá para tratar de cambiar el mundo", enfatizó la legisladora Persini antes de ponderar la inteligencia del agasajado. Destacó la "necesidad de un cambio de paradigma" y, en tan sentido, dijo que "Gunter nos invita a cambiar las reglas de juego, a cambiar la lógica; seamos capaces de hacer posible lo imposible", concluyó la diputada del PRO.
Para el ministro Bergman, Pauli es "un referente" del mundo actual y comentó que "hoy la Argentina tiene una oportunidad que nos hemos dado los propios argentinos; un pueblo que 200 años después quiere volver a ser independiente de sus propias frustraciones. Gunter es sumamente inspirador y tiene la función de traernos una semilla de esperanza", graficó Bergman.
El ilustre visitante nació en Bélgica en 1956, es un emprendedor, teórico y conferencista de prestigio internacional, autor de una veintena de libros traducidos a muchos idiomas y asesor de varios gobiernos. Se lo considera un "ciudadano del mundo", actualmente radicado en la República de Sudáfrica.
Gunter Pauli cursó sus estudios de Economía en KU Leuven. Obtuvo un MBA en INSEAD, Francia y un PhD en Diseño Sistemático en la Universidad de Turín, Italia. La intensa trayectoria de Gunter Pauli está relacionada desde sus inicios con el Club de Roma, organización internacional de la que es miembro y en el seno de la cual comenzó a desarrollar, en 1979, su teoría, llevando adelante sus investigaciones en busca de una alternativa a una cultura productiva que, ya entonces, se verificaba perjudicial al ambiente.
Fue secretario general de la European Business Press Federation y fundador y presidente de Mozarteum Belgicum. En 1989 fue escogido para ocupar un asiento en el Parlamento Europeo como político independiente. En 1994, con el apoyo del gobierno de Japón y de la Universidad de las Naciones Unidas, llevó adelante en la ciudad de Tokio, su iniciativa Zero Emissions Research and Initiatives (ZERI), que investiga los sistemas de producción que la naturaleza practica. Gunter Pauli tiene 100 proyectos implementados en todo el mundo para los cuales movilizó 4 billones de Euros.
Sus investigaciones lo llevaron a desarrollar el concepto de Blue Economy, un modelo de emprendimiento, en el que se estimula a los empresarios a reformar la manera de pensar el ambiente, la agricultura, la manufactura, los residuos, con el fin de cuadrar el círculo del desarrollo sostenible con el planeta, copiando simplemente la forma de actuar de la Naturaleza. En su obra, Gunter Pauli sostiene que la Economía Azul creará en 10 años y con 100 innovaciones, 100 millones de puestos de trabajo.
Su visita a la Argentina tiene el propósito de iniciar una colaboración permanente para la reactivación productiva de nuestro país en términos sustentables, promoviendo los parámetros de la Economía Azul, y el consecuente fortalecimiento de las economías locales de acuerdo con sus potenciales propios, generando empleo en estrecha dedicación al cuidado del ambiente.

sic Fuente: Gente de Medios

http://www.lanacion.com.ar/autor/gonzalo-del-castillo-990 SEGUIR

Conectaremos la información y material que editemos posteriormente.
Cordialmente, Marita Copes
mcopes@codigor.org