Desarrollo  Personal

 

*       *       *       *       *       *       *

 Hay quienes pueden/prefieren desarrollarse por sí mismos,
 Algunos, necesitan alguna forma de ayuda,
 Otros tienen posibilidades de acompañar y facilitar,
Pero también ... hay quienes tienen "ganas" de hacer algo en bien de su comunidad, pero no saben qué; y quienes han pensado participar en alguna organización, pero no aún no lo han decidido ...

 

 Trabajamos el Desarrollo Personal en el contexto de las
 motivaciones y el enseñaje (enseñanza y aprendizaje)

 
El desarrollo integral de la persona es un desafío.
 Es preciso reverlo desde todas las perspectivas posibles,
 en sus dimensiones particulares y proyecciones sociales.

 Artículos en esta sección:   Nuestros objetivos

 

 Sin el desarrollo personal de los sujetos sociales ...
 ¿qué sociedad podremos construir?
 ¿qué empresas podrán ser responsables?
 ¿qué mundo podrá ser sustentable?

 Ley concentrar = aumentar

 Encontrando un Propósito

 

 Aprender de las Adversidades

 Intenciones Claras

 

*       *       *       *       *       *       *

P r o p u e s t a s        C o m p l e m e n t a r i a s

Autogestión y Autonomía ...

Arte de los Emprendedores

M o t t a i n a i
¡qué desperdicio! ¡qué pena!
¡debería aprovecharlo!

 KAIZEN
 
la mejora
 continua

Clave en las Organizaciones


el momento oportuno
El Valor del Tiempo

Know For - conocer "para"

  Un Clásico: Crisis = Oportunidad  

Es bueno que estemos de acuerdo, pero es mejor
 que podamos "dialogar" si pensamos diferente ¿si?

Aclaraciones preliminares
1. El presente contenido excluye la promoción comercial de los productos y servicios de la fuentes citadas. El enfoque de sus referencias, está alineado al exclusivo aporte instrumental de sus herramientas y a la posibilidad de inspirar nuevas opciones y adaptaciones en contextos eventuales (regionales y locales).
2. La sección contiene copias textuales de las fuentes de origen. Podemos no estar de acuerdo con todos los conceptos vertidos. En todos los casos estamos dispuestos a compartir las diferencias de interpretación u opiniones, que se nos hagan llegar a través de nuestro mail de  contacto

  Nuestros Objetivos

 

 

Como anticipamos en la grilla, nos ocupamos del Desarrollo Personal de los sujetos sociales ... elaborando las dinámicas del enseñaje (enseñanza y aprendizaje) en el contexto que integra las dimensiones intelectuales, emocionales y materiales, para contribuir en la construcción de sociedades y empresas  responsables en un mundo que pueda ser sustentable.
Aquí ponemos foco en las actitudes y conductas individuales, en el denominador común de todos los sujetos, en las circunstancias de anacronismos generales en el emprendedurismo, en el contexto de liderazgo o voluntariado que se llevan a cabo en la comunidad y en las organizaciones, al solo efecto de ser inclusivos, con la mayor variedad de usuarios, que lleguen a este sitio.

El Desarrollo Personal concita nuestro interés porque:
- En primer lugar, nos parece imprescindible proponer una instancia de reflexión y debate en esta característica propia de todos los humanos, en nuestra condición de sujetos de necesidades.  Sin el desarrollo individual de las personas, no puede haber desarrollo integral de comunidades, ni desarrollo de empresas responsables, ni desarrollo de un mundo sustentable ... ni desarrollo de los pilares de la paz como bien supremo, al que todos aspiramos.
- En segundo término, porque nos interesa trabajar las complejidades de la convivencia comunitaria y la calidad de interacción de los grupos de interés que conformamos.

Los primeros aspectos, esperamos tus comentarios
La mención de estas alternativas (autogestión, mottainai, kaizen, kairós y la ecología emocional como la más reciente) tiene el propósito de ubicarte ante las perspectivas o "lugares" desde donde suelen hacerse más visibles, las motivaciones del Desarrollo Personal.
Sabemos que abarcar la infinita gama de posibilidades del DP será imposible, pero comenzamos con estos primeros aspectos, a modo de disparadores iniciales ... luego planeamos ocuparnos puntualmente, según los comentarios u opiniones, que nos remitas a  
nuestro correo electrónico.


 


algunas reflexiones para abrir la mente y el corazón con el propósito de contribuir al "hacer responsable" que depende de nuestras decisiones cotidianas


   El sentido de disfrutar lo que pensamos, sentimos y hacemos ...  ley de concentrar es aumentar.

Ante las ocupaciones cotidianas tendemos a desconectarnos de nosotros mismos, y a concentrarnos precisamente en aquello que deseamos evitar. Aunque esto tiende a ocurrir con relativa facilidad, sería bueno que adoptáramos la posibilidad de revertirlo, con otra actitud y comportamiento, hacia un nuevo sentido de la vida que estamos viviendo y de las satisfacciones que logramos o compensamos.
Pensar, sentir y hacer un cambio ... no es para todos igual, pues tenemos recursos internos que utilizamos con diferentes niveles de conciencia, responsabilidad, intención o compromiso, por nombrar sólo algunos de ellos.
Veamos si estás de acuerdo con este primer punto de vista que te proponemos ... advirtiendo que son muchas las emociones, principios y valores que no se mencionan y que sin dudas, intervienen en estas consideraciones.
 

La importancia de Estar Conscientes
La conciencia es la llave que nos abre la puerta hacia nuestros recursos internos ... Estar conscientes de cuáles son nuestras convicciones y hábitos actuales, nos ubica en el punto de partida para ver y percibir con todos los sentidos, dónde estamos parados en la travesía de nuestra vida.  En el momento que nos reconocemos conscientes podemos identificar nuestras ilusiones y prejuicios, objetivar cómo reaccionamos ante el presente que no deseamos, si lo aceptamos o lo modificamos ...

 

La Responsabilidad
Mientras que la conciencia nos permite descubrirnos, la responsabilidad nos permite rescatarnos.
Cuando asumimos responsabilidad por nuestra vida, nos rescatamos a nosotros mismos, recuperamos nuestro poder interno, nuestra dignidad, nuestro respeto y la seguridad y confianza en nuestra capacidad.
Este proceso nos hace volver a creer en nosotros, lo que además nos permite creer en los demás y en el proceso que es la vida (propia y junto a los otros).


La habilidad de responder conscientemente es una de las más grandes oportunidades que debemos procurarNOS.
Asumir la responsabilidad consciente de nuestra vida nos hace creadores de nuestro propio destino, o bien, nos impulsa a organizar nuestros pensamientos para dirigir las energías, hacia la concreción de nuestros expectativas.
 

La Intención
Primero necesitamos decidir que es lo que queremos, y luego establecer metas realizables en las cuales creemos totalmente. Posteriormente visualizarlas en nuestra mente con todo el detalle posible, como si ya fueran realidad.
Así empleamos a nuestro favor el principio universal "aquello que se concentra, aumenta"; al alimentar nuestra mente con pensamientos positivos, no dejamos lugar para los negativos. No significa negación, sino instrumentación de la dificultad. Al enfocar nuestros pensamientos hacia un propósito especifico, asumimos la responsabilidad de manifestar nuestra realidad; al estar disponibles, presentes y conscientes, creamos por medio de nuestra intención, la forma con que el karma o la ley de causa y efecto actúan.
 

 

El Compromiso
Comprometernos con nuestras verdaderas intenciones equivale a establecer un acuerdo con algo más allá (de nosotros mismos, místico o divino).  Nuestra palabra es un voto sagrado. Cuando damos nuestra palabra no solo estamos comprometiéndonos con nosotros mismos y los demás, nos conectamos a un nivel más sutil con fuerzas vitales que entran en movimiento para concretar nuestras intenciones más elevadas. El compromiso es la fuerza que concreta la voluntad y ejerce magnetismo para llevar al plano real las buenas intenciones proyectadas en los resultados que esperamos. Es el motivador que nos hace asumir la responsabilidad para ejercer nuestra intención de crear el futuro tal como lo deseamos construir.
 

La Acción
El compromiso debe tener su correlato en las acciones. Ejecutarlas nos acerca paso a paso a nuestras metas, en una secuencia de sucesos alineados al punto de inicio.
Este viaje es un proceso, no un destino, lo bueno es disfrutar el aprendizaje que nos deja la travesía.
Los logros alimentan el entusiasmo y la claridad ante las adversidades fortalece nuestra esperanza ante los nuevos desafíos. La acción puede ejecutarse en diferentes formas pero en todos los casos la semilla es el deseo  y su motor la voluntad. Podremos accionar con más o menos creatividad, pero propiciarla siempre se inicia en una intención con compromiso.

 

La Intuición
A medida que avanzamos encontramos nuevos objetos y significados, con los que rectificamos o ratificamos los conceptos iniciales. La intuición nos guía de una forma imperceptible y junto a la conciencia, nos va confirmando los pasos acertados y los erróneos. Por ello es necesario que seamos todo lo receptivo que podamos para ver las oportunidades que se presenten y optimizar el propio descubrimiento. Liberar las áreas bloqueadas de nuestra vida es una opción que marca la diferencia entre vivir plenamente y sobrevivir a expensas de lo que la suerte o el cosmos puedan proveernos.

Compartimos aquí las primeras directrices que instrumentamos en este espacio de acuerdo, debate o codificación

   muchas gracias por tu comentario info@codigor.com.ar  

Nota: es una adaptación del artículo "disfrutar la vida"  de la web helios3000.net

   


    Encontrando un Propósito

Desde la antigüedad el ser humano se ha cuestionado sobre ¿Quién soy?, ¿De dónde vengo?, ¿Hacía dónde voy?, y ¿Por qué estoy aquí?. Esta última pregunta puede encararnos con nuestra realidad y plantearnos modificar nuestra vida, en caso que nuestro análisis revele que necesitamos encontrarle mayor sentido.
Los seres humanos tenemos el potencial de vivir una vida significativa, y esto comienza encontrando un propósito en la vida. Tener propósito en la vida marca la diferencia entre vivir plenamente, y simplemente existir.
Generalmente descubrimos nuestro propósito cuando despertamos a una realidad superior, a una definición más amplia de lo que es la vida, o simplemente ante una adversidad que nos estremece y nos hace cuestionarnos sobre los principios y valores que sustentan lo que consideramos nuestra realidad.

Expansión
La vida es una escuela, y los seres humanos somos dioses en potencia. Por eso no conocemos nuestro propósito de antemano, nos toca descubrirlo, pues es la manera en que se irán desenvolviendo tanto nuestras cualidades, habilidades y destrezas, como nuestra comprensión, aceptación y asimilación de realidades más amplias.
Tomemos como ejemplo a un niño en un corral. Su día transcurre en jugar con todos los juguetes que se encuentran a su alcance en el corral, y una vez que comienza a gatear y puede recorrer la casa descubre un mundo más amplio, luego que camina puede salir a exteriores y sorprenderse de descubrir un universo más amplio.
De igual manera, el ser humano adulto, una vez cree que ha descubierto el mundo que le rodea, y comienza a sentirse cómodo creyendo que lo domina; ocurre algún evento que lo hace cuestionarse sobre la veracidad y exactitud de su observación y percepción del mundo en el que vive.
Entonces comienza a ampliar sus horizontes, y se vuelve consciente sobre la influencia de todas y cada una de sus acciones en el mundo que le rodea. Donde antes consideraba su mundo solo su vecindario, estado o país, despierta a la realidad de que los ciudadanos de todos los países del mundo vivimos en un mismo planeta, respirando el mismo aire, bebiendo la misma agua, y comiendo los mismos alimentos.

Despertar
Este tipo de despertar, o cambio de enfoque, o ampliación de miras, como prefiera llamarle, es el primer paso hacía plantearnos encontrar un propósito para nuestras vidas, o en realidad, descubrirlo. Si aun no tenemos un propósito claro en la vida, nuestro primer propósito debería ser encontrarlo.
La importancia de tener un propósito claro en la vida podemos verlo reflejado en las vidas de las personas más exitosas que se encuentran registradas en la historia. Por ejemplo, el propósito de Henry Ford era "Masificar la producción, distribución y el consumo de autos.", el de Walt Disney era "Hacer Feliz a la gente.", y el de la Madre Teresa de Calcuta era "Cuidar y confortar a los pobres, enfermos y necesitados de todo el mundo.".
Una vez que cada uno de esos seres encontró su propósito, su vida adquirió sentido y le otorgaron significado a cada una de sus acciones. Y a partir de ese momento todas sus metas giraron en torno a hacer realidad ese propósito que descubrieron.

Metas Vs. Propósito
Es importante mantener claro que las metas son simplemente el fin hacía el cual dirigimos nuestros deseos y acciones; y aunque es excelente, y recomendado, establecer metas para facilitarnos alcanzar el éxito, éstas por si solas pueden carecer de discriminación y dirección.
Podemos tener tantas metas como consideremos conveniente, pero solo cuando definimos nuestro propósito es que nuestras metas adquieren significado para nosotros y percibimos por cuál dirección debemos encaminarnos a hacerlas realidad..
Cuando descubrimos nuestro propósito, nuestra vida se aclara y adquiere perspectiva. Y a partir de ese momento no volveremos a ver el mundo que conocíamos, veremos un nuevo mundo, una nueva vida, una nueva realidad, mucho más amplios en la cual formamos parte integral del todo.

Cosechar
Todos tenemos sueños, así como todos tenemos talentos, pero tal vez estos no se actualicen hasta que encontremos un propósito que nos conecte con valores lo suficientemente elevados para motivarnos a expresarlos al máximo y compartirlos.
Todos tenemos libros que escribir, canciones que cantar, palabras que decir y actos que realizar. Nuestros talentos son dones que nadie más posee en la misma medida, y con ellos podemos hacer cosas que nadie más puede hacer de la misma manera, lo que nos brinda la maravillosa oportunidad de expresarlos para enriquecernos y a la humanidad entera.

Todos tenemos un propósito, una razón que nos motive a manifestar la vida que llevamos dentro, nuestra tarea es comprender esto y encontrarle significado a nuestras vidas para comenzar a encontrar nuestro propósito. Mientras lo logramos, mantengamos presente que mientras el deseo nos controla, el altruismo nos libera.
Fuente: Helios300.net

   muchas gracias por tu comentario info@codigor.com.ar 



   Aprovechando las Adversidades

Nuestra actitud hacia la vida es la que influencia, y en muchos casos hasta determina, el desenlace de lo que nos proponemos lograr, por esto es importante decidir conscientemente cuál es la actitud que deseamos adoptar ante cada situación que se nos presenta, especialmente si consideramos que la situación nos adversa.
Si en lugar de decidir considerar que tenemos algo en contra, elegimos aceptar, encarar y conquistar un reto que nos presenta la vida, y agradecemos la oportunidad que nos brinda de triunfar, estaremos avanzando en gran medida hacía el Éxito y la Felicidad en nuestra vida.
Suena sencillo, pero ¿Cómo lograrlo?. Simple, solo necesitamos considerar unos detalles muy naturales.

Emociones
Ante cualquier situación adversa es común sentirse agobiado, impotente, indefenso, y una amplia gama de otras emociones. Y es justamente en nuestras emociones que necesitamos comenzar a trabajar, ante la presencia de un reto. Necesitamos ordenarlas de manera que nos permitan pensar claramente sobre la situación, y así lograr una apreciación objetiva de los hechos.
Podemos manejar las emociones de diversas maneras. Podemos respirar profundo y pausadamente, contar hasta diez, darnos un baño, escuchar música suave, cambiar nuestro ambiente, hacer algo de ejercicio, cualquier cosa que nos ayude a relajarnos y percibir los hechos tal como son, y no como sentimos que nos amenazan.
La necesidad de dar este paso es muy sencilla, si no administramos nuestras emociones, estas terminarán por manejarnos a nosotros.

Hechos
Permanecer centrado en los hechos puede simplificar enormemente el proceso de aprovechar las adversidades al concentrarnos en: ¿Qué ocurrió realmente?, ¿Cuál fue la causa de la situación?, ¿Qué parte fue ocasionada por mi, y qué parte por otros?, ¿Cuáles son las opciones?, ¿Puedo crear otras opciones?, ¿Cómo otras personas en condiciones similares, han resuelto situaciones similares?, ¿Qué puedo hacer yo para mejorar la situación?.
La información es clave para tomar decisiones acertadas, y si nos mantenemos centrados en los hechos, estaremos en mejores condiciones de evaluar las situaciones que se nos presentan de manera clara, y en ocasiones hasta podremos encontrar oportunidades donde antes solo veíamos adversidades.

Actuar
Ante cualquier situación es importante actuar, quedarse paralizado o huir generalmente contribuye poco a la solución. Al plantearse obrar considere que no importa cuan pequeña pueda ser su acción, si la dirige apropiadamente, seguramente facilitará una salida.
Cuando actuamos sentimos que tenemos por lo menos algo de influencia sobre los hechos que acontecen, y eso nos motiva a comprometernos con encontrar una solución.
Es importante ser cuidadosos de no resistir la situación que se nos presenta, recordemos que "Lo que Resistes, Persiste", pero plantear vías alternas y concentrarnos en esas vías, pues "Aquello en lo que te Concentras, Aumenta".
Y tal vez esa sea la solución que todos estaban deseando, solo que pocos pueden ver una alternativa ante una situación que consideran apremiante. Recuerde que no necesita hacer algo grande para hacer una diferencia, en la vida son los pequeños detalles los que hacen las grandes diferencias.

Contener
Sin importar cuan inmensa nos parezca una situación, casi siempre podemos encontrar una manera de limitar su impacto. Como dijo una vez Robert Collier "En cada adversidad yace la semilla de una equivalente ventaja. En cada derrota hay una lección que le muestra como obtener la victoria la próxima vez."
Aun las peores situaciones pueden tornarse ventajosas si nos preguntamos ¿Cómo puedo sacarle ventaja a esta situación?, ¿Cómo puedo limitar la influencia de esta situación?, ¿Cómo puedo reducir el tiempo que durará esta situación?.
Una vez que obtenga las respuestas, Actúe, esa es la manera de contener las situaciones antes de que impacten otras áreas de nuestra vida. Al actuar nos sentiremos confiados de poder hacer algo al respecto y lo lograremos.

Pasos
Una vez que encontramos los pasos que necesitamos tomar para aprovechar las adversidades que se nos presentan en la vida y convertirlas en oportunidades, es importante recordar que no necesitamos hacerlo todo de una vez, lo cual podría hacernos sentir abrumados, pero que si es importante avanzar paso a paso.
La Madre Teresa de Calcuta conocía muy bien este principio como lo atestiguan sus palabras al referirse a su propia obra. "El trabajo de todos es solo una gota en el océano, pero si no ponemos nuestra gota, el océano tendría una gota menos. Lo mismo para usted. Lo mismo para su familia, Lo mismo para la iglesia que atiende. Simplemente comience, uno, uno, uno".
La Madre Teresa no intentó influenciar positivamente la vida de todos los pobres del mundo, pero si se ocupó de atender a todos los que estaban a su alcance cada día, uno por uno. Como resultado, sus centros de atención a los necesitados continúan expandiéndose por todo el mundo, aun después de su partida.
Ella encaraba una adversidad a la vez, y lenta pero confiadamente superaba los retos encontrando las oportunidades que le brindaban. De la misma manera podemos hacer nosotros en nuestras vidas. Y hacer al menos una cosa, por muy pequeña que sea, cada día, y notaremos como cambian las situaciones.

Resultados
A medida que cambiamos nuestra actitud siguiendo los anteriores pasos y avanzamos, encontramos que las adversidades que se presentan en nuestra vida se convierten en estímulos que nos motivan hacía la Excelencia, permitiéndonos descubrir oportunidades para crecer. Y a partir de ese momento reconocemos la grandeza que reside en nosotros y espera la oportunidad de manifestarse para hacer realidad la vida que deseamos y nos merecemos.
Fuente: Helios300.net

   muchas gracias por tu comentario  info@codigor.com.ar  




     Intenciones Claras

Todos queremos lograr algo en la vida, y aunque no lo tengamos totalmente claro, sentimos un impulso a superarnos, a progresar, a tomar las riendas, a ir más allá. Pero en la medida que creemos que avanzamos, nos encontramos con situaciones que nos hacen reflexionar y replantearnos nuestras metas.
Esto sucede con frecuencia cuando nos movemos desde lo que creemos que queremos, y la vida nos estimula a esclarecer que es lo que realmente queremos, y que es lo que realmente nos conviene.
Pocas cosas tienen tanto poder en la vida como una intención y propósito claros. Al saber que es lo que realmente queremos, por qué y para que lo queremos, nos conectamos más fácilmente con nuestro poder personal, y con nuestra intuición para lograrlo de manera eficaz.
Pueden parecer pequeños detalles, y lo son, pero las consecuencias de obrar conociéndolos producirán cambios significativos en nuestras vidas, y como veremos a continuación, encontrar esas respuestas puede resultar sencillo si nos lo proponemos.

¿Qué?
Al plantearnos lo que queremos es importante conectarnos con nuestra voluntad, para así reconocer nuestros talentos, habilidades y destrezas. El conocimiento se puede adquirir por diversas vías, pero el talento no se puede comprar a ningún precio, por eso es importante considerar emplear nuestro talento en cualquier tarea que emprendamos.
Cuando reconocemos nuestro talento, podemos identificar claramente aquellas cosas que podemos hacer mejor que otros, lo cual además de brindarnos satisfacción, nos esclarece el camino a seguir para lograr lo que nos proponemos.
Veamos un ejemplo. Una persona a quien le guste cocinar puede buscar trabajo en un restaurante, pero si no tiene claro lo que realmente quiere, puede terminar trabajando de mesonero o encargado de limpieza, trabajos estos muy dignos, pero que en nada favorecen el desarrollo del talento de una persona que tenga un don especial para darle sazón a los alimentos.
Si en vez de buscar simplemente trabajo en un restaurante, se propone encontrar el lugar ideal para enriquecer su talento de sazonar la comida, muy probablemente dirigirá sus acciones de una manera más coherente con su meta, y obtendrá lo que realmente necesita.
Ese es el poder de trascender lo aparente para conectarnos con lo real. Pasar de lo que creemos que queremos a lo que realmente queremos, inevitablemente nos conecta con lo que realmente nos conviene, pues al hacer la transición nos conectamos con lo que realmente somos y entonces manifestarlo es algo sencillo.
Conectarnos con nuestro ser interno nos aclara los hechos y nos facilita motivarnos, y una vez esclarecemos que es lo que realmente queremos, el siguiente paso es descubrir por qué realmente queremos hacerlo.

¿Por qué?
Cuando nos proponemos hacer algo, y completamos el paso anterior, seguramente lo que haremos será significativo de alguna manera, el detalle está en encontrar el significado que tiene para nosotros.
Volvamos al ejemplo anterior para comprender mejor esto. Supongamos que la persona que le gusta cocinar quisiera un trabajo simplemente porque quiere emplearse, podría frustrarse aun obteniendo el trabajo que quería, pues al carecer de significado fácilmente podría tornarse aburrido por la rutina.
Si por el contrario deseara un trabajo como cocinero porque quiere practicar, aprender sobre y mejorar su talento, además del trabajo que quería, también obtendría satisfacción.
En el primer caso el significado es simplemente ocuparse, en el siguiente el significado es mejorar el talento con el que ya cuenta para superarse, lo que lo conecta con su ser interno y le brinda satisfacción.
Una vez logramos clarificar lo que queremos y porque lo queremos, el siguiente paso es esclarecer para que lo queremos, veamos.

¿Para qué?
Al emplear nuestros talentos conscientemente obramos a un nivel de manifestación que favorece el desencadenamiento de una serie de eventos con incidencia en todo y todos quienes nos rodean, incluyéndonos.
Supongamos que la persona del ejemplo quisiera un trabajo simplemente para ganar dinero extra, y considera que le resultaría fácil encontrar trabajo en un restaurante. Si como resultado obtiene un trabajo que no esté relacionado con cocinar, podría frustrarse aun obteniendo el dinero extra que quería.
Si por el contrario deseara un trabajo como cocinero para compartir sus secretos con sus compañeros, y ofrecerles a los comensales unos platillos de excelente sabor, además de ganar el dinero extra que necesita, también obtendría satisfacción.
Al emplear su talento no solo se beneficiaría a si mismo, también influiría en quienes le rodean contribuyendo a crear un mayor nivel de bienestar. Lo cual tendría un valor más amplio que simplemente cubrir las propias necesidades.
Ese es el poder de encontrarle valor a lo que hacemos, aun sin quererlo influenciamos positivamente nuestro medio ambiente.
En ambos casos obtuvo el dinero que necesitaba, pero cuando se concentró en sus talentos, que residen en su ser interno, además obtuvo satisfacción, lo que contribuye a un mayor bienestar y una mejor calidad de vida.

¿Cómo?
La pregunta que surge naturalmente a continuación es ¿Cómo lograrlo?, y este es el orden ideal que debería seguir una planificación de cualquier meta en nuestra vida. Aunque generalmente se intenta pasar directamente desde el "creo que quiero esto" al "como lograrlo", pero ya sabemos como puede terminar esa secuencia.
En el ejemplo anterior muy probablemente un individuo de esas características que siga los pasos planteados, se sentirá motivado a encontrar (o establecer) el mejor restaurante donde pueda expresar al máximo sus talentos para ofrecer los más exquisitos platos que comensal alguno conociera antes, por muy sofisticado que este sea.
Una vez establecemos claramente nuestra intención, determinando que realmente queremos, por qué y para que lo queremos, saber como lograrlo será muy sencillo, pues al estar conectados con nuestro ser interno nuestra intuición nos guiará para facilitarnos ser todo lo que podemos ser.
Fuente: Helios300.net

   muchas gracias por tu comentario info@codigor.com.ar   

 

     Crisis = Oportunidad  afirmación o pregunta

Muchas personas cuando leen o escuchan la palabra crisis suelen asociarla con una calamidad, el caos, el desastre, un problema, desgracias, desempleo o la ruina. Es una palabra que, sin duda, produce muchos dolores de cabeza para quien no tiene la información y la visión adecuadas ante una situación aparentemente difícil. Es natural que una persona que no esté preparada para ese cambio pueda ver todo a su alrededor como una adversidad. La crisis es una situación que nos avisa que ha llegado el momento de hacer un cambio urgente en algo, es la hora de tomar una decisión, pero depende mucho de la actitud de la persona ante una circunstancia en particular.
Seguramente, usted escucha y lee la palabra crisis varias veces al día, crisis económica, crisis personal, crisis mundial, crisis política, crisis social, crisis familiar, crisis, crisis y más crisis, pero sin conocer su significado real.

La palabra crisis viene del griego Krisis y este del verbo Krinein, que significa “separar” o “decidir”, también los chinos tienen su propia definición al respecto y para ellos la palabra crisis tiene dos significados: peligro y oportunidad. Por esta razón, podemos decir que la crisis es un momento de cambio o ruptura para tomar una decisión sobre cuál camino escoger, el camino del peligro o el camino de la oportunidad, al fin y al cabo es una decisión personal.

La palabra crisis parece una constante en nuestra vida, sin embargo, cualquier crisis nos puede brindar una oportunidad de aprendizaje y crecimiento. La actitud normal de la mayoría de los seres humanos ante una crisis es la ansiedad y la incertidumbre permanente que los paraliza en un punto haciéndose una sola pregunta ¿y ahora qué hago?.

Es lo primero que nos viene a la mente y por lo regular vemos el lado negativo del problema, es decir, nos paralizamos y no sabemos qué hacer ante tal acontecimiento.

Quedar paralizados ante una crisis es una actitud completamente normal cuando no tenemos ni la educación, ni la preparación adecuada para responder de manera positiva ante esa dificultad. Cuando hablo de educación y preparación no me refiero únicamente al hecho de tener un título universitario, sino de utilizar nuestros mejores recursos, conocimientos y talentos como persona para solucionar ese problema satisfactoriamente.

Decía el célebre compositor y músico de jazz estadounidense Duke Ellington“Los problemas son oportunidades para demostrar lo que se sabe”. Ahí está la clave, cuando nos enfrentamos a un problema o a una situación difícil, es la oportunidad para demostrar con nuestros conocimientos, nuestros recursos, nuestras habilidades y talentos quienes somos en realidad y qué sabemos hacer.

La mayoría de las personas tienen la idea de que otros vendrán a salvarlos o a resolver sus problemas, piensan que vendrá un enviado, un mesías, un gobierno paternalista a solucionarles hasta los problemas más insignificantes, incluso a destaparles la tubería del lavamanos y les aseguro que no exagero. Pero la realidad, es que cada persona tiene la capacidad y la responsabilidad de solucionar sus propios problemas, de demostrar que si se puede superar cualquier obstáculo y eso, sin duda, es mucho más gratificante.

Estamos acostumbrados a echarle la culpa a otros y no asumir nuestra propia responsabilidad, solo nos quejamos para no enfrentar nuestros problemas, en lugar de solucionarlos. Henry Ford decía “La mayoría de las personas gastan más tiempo y energías en hablar de los problemas que en afrontarlos”, y es que cada ser humano tiene su propio potencial y talento para transformar un problema en solución, para convertir una adversidad en una oportunidad.

Imaginemos al dueño, encargado o empleado de una tienda, mirando a la gente que pasa, mientras habla de lo mismo con los compañeros de trabajo que seguramente estarán jugando póquer con la computadora o escuchando música para matar el tiempo, y cuando se aburre de lo mismo de todos los días, sale de la tienda a respirar otro aire y de repente ¡sorpresa! el vecino de la tienda de al lado está en lo mismo: respirando otro aire.

Por su puesto, nunca falta el acostumbrado saludo ¿Cómo está la cosa? y la típica respuesta “la cosa está mala” o “las ventas están duras..no hay vida”.

Frases como estas y muchas otras, alimentan de pesimismo el vocabulario cotidiano de la gente que solo ve la crisis como una adversidad, en realidad es una manera de hablar para estar en sintonía con los demás, para estar a la moda y quejarse de lo mismo porque los demás lo hacen, es decir, hacer que ruede la queja hasta que todos se quejen de lo mismo, en lugar de buscar la solución al problema, en este caso, llenar la tienda de clientes con nuevas promociones, ofertas especiales, atención personalizada, estrategias publicitarias, en fin, abrirse a nuevas posibilidades y generar nuevas ideas para aumentar las ventas y destacarse del montón que seguirá quejándose de la misma situación.

Para ver la oportunidad donde otros solo ven la adversidad es necesario observar la crisis desde otro punto de vista, para visualizarla con mayor perspectiva y con menor apasionamiento. Recordemos que todo tiene un lado negativo y un lado positivo, es una ley universal, pero la mayoría de los seres humanos solo ven el lado negativo porque no se necesita pensar mucho.

La única forma de cambiar nuestra manera negativa de ver las cosas, es comenzar a ver el lado positivo de cada situación. Este ejercicio práctico está comprobado; tome un lápiz y papel y seleccione cualquier problema que tenga, por muy simple que sea, escriba el problema en la parte superior de la hoja, luego enumere una lista de características negativas del problema y al dorso de la hoja haga una lista de características positivas o posibles soluciones a ese problema. Al principio le costará un poco de trabajo encontrar mas puntos positivos que negativos, pero se sorprenderá cuando la lista de soluciones supere en cantidad a la lista de adversidades. Le recomiendo que haga de este ejercicio un hábito y le garantizo que comenzará a notar los cambios positivos en su vida. Recuerde, la crisis puede ser también una oportunidad para usted.
*Maria Eugenia Hassan, Licenciada en Comunicación Social.
Asesora empresarial y especialista en ayudar y orientar al recurso humano de las compañías.
Fuente: conexitoarrobanetuno.net.ve