RSE - Desarrollo Sustentable - R Específicas -Perfil Educativo-Nuestros avances- Preguntas frecuentes -Mapa-Iniciativas ROADs

Cambio Climático

 Calentamiento Global (online)

Cambio Climático en el centro de la agenda, R. Lagos
Cambio Climático Responsabilidad de Todos. L. Pedraza
 - - - - - -
 Posición sobre el CC del Banco Mundial
 - - - - - -
 
Iniciativa BID de Energía Sostenible y Cambio Climático
 - - - - - -
 
CC en la Agenda del Foro Económico Mundial, Davos 2007
 - - - - - -
 
La Agricultura y el Cambio Climático
 - - - - - -
 
Alerta en América Latina
 - - - - - -
 Los Países en Desarrollo deben hacer más
 - - - - - -
 Expertos revisan el CC desde la economía
 - - - - - -
 Países del G-8 Acuerdan Reducir Emisiones de CO2
 - Metas 2009 (pos Kyoto)

Versión en español de web Secretaría de la Convención (marco Naciones Unidas) sobre CC: detalle de su contenido desde aquí.
Hay link directo al sitio, desde la imagen

Unidad Cambio Climático Sec. Ambiente y Desarrollo Sustentable: detalle de su contenido con links particulares desde aquí.
Hay link directo al sitio, desde la imagen

 Últimas novedades ...

 

 Kirchner reclamó a los países centrales por el CC
 Compromiso de Líderes Mundiales ante la ONU

 

a secciones afines:

 Temas para Debate (online)
 Reducción emisiones CO2:
 -
Compromiso de China
 - Qué dice Estados Unidos

Informe STERN - Economía del  Cambio Climático
- - -
Protocolo de Kyoto

Dos aclaraciones preliminares
1. El presente contenido excluye la promoción comercial de los productos y servicios de la fuentes citadas. El enfoque de sus referencias, está alineado al exclusivo aporte instrumental de sus herramientas y a la posibilidad de inspirar nuevas opciones y adaptaciones en contextos eventuales (regionales y locales).
2. Esta sección contiene copias textuales de las fuentes de origen. Podemos no estar de acuerdo con todos los conceptos vertidos. En todos los casos estamos dispuestos a compartir las diferencias de interpretación u opiniones, que se nos hagan llegar a través de nuestro mail de  contacto

   

    El Cambio Climático en el centro de la agenda, Ricardo Lagos, ex Presidente de Chile

En América Latina, el debate político pasará por el binomio desarrollo económico/medio ambiente.
Tras la conferencia de Naciones Unidas sobre Cambio Climático la prensa ha sido dura en calificar los resultados, y con razón. Se podría haber avanzado más. Pero, como siempre, las cosas deben ser entendidas en el proceso donde ocurren. Bali no fue un mal final, sino un buen comienzo. El año 2007 pasará a la historia como el año en el cual el ser humano constató cuán profunda era su responsabilidad en la transformación de la atmósfera que rodea la Tierra.
Los informes científicos lo han demostrado de manera incuestionable. A mediados de noviembre, en Valencia, más de 600 representantes gubernamentales y científicos de 130 países concluyeron el IV informe del Panel Intergubernamental del Cambio Climático (IPCC), que definió las líneas maestras para actuar frente al calentamiento del planeta.
Como se sabe, el IPCC, con más de 2.500 científicos que han respaldado sus trabajos, recibió el Premio Nobel de la Paz, junto al ex vicepresidente de Estados Unidos, Al Gore. En las páginas y voces escuchadas en las últimas semanas una urgencia queda clara: la humanidad necesita tomar las medidas ahora, mañana será demasiado tarde.
Hoy el medio ambiente ha dejado de ser patrimonio de los "partidos verdes". La percepción de urgencia de este tema ha conmocionado a todos los sectores sociales, sea en países ricos o pobres. Hoy el tema medioambiental está colocado en el centro del debate público, en medio del lugar más importante de la agenda de cada país.
Por ello las recientes elecciones en Australia, en buena medida, se jugaron en torno a este tema. Y por ello las elecciones futuras en la mayoría de los países latinoamericanos tendrán como centro del debate el binomio desarrollo económico/medio ambiente.
Todos sabemos que el Protocolo de Kyoto, al cual no se sumaron Estados Unidos ni Australia y no incluía responsabilidades para India y China, concluye en el 2012. Mucho antes habrá que tener listo su reemplazo y ése es el desafío del momento.
Por eso, es legítima la pregunta: ¿y qué sigue tras la conferencia de Bali? El tema es global y reclama soluciones globales. Se trata de construir un acuerdo multilateral inteligente, pragmático, amplio, con capacidad de incluir todos los esfuerzos en sus diversos aportes y compromisos.

Tres conclusiones generales quedan después de Bali:
- Ya nadie tiene dudas sobre la necesidad de iniciar negociaciones aquí y ahora para llegar a un nuevo protocolo, el cual sea capaz, a partir del 2012, de poner a todos los países de la Tierra en la tarea de enfrentar este desafío.
- Estas negociaciones se harán dentro del sistema de Naciones Unidas porque la dimensión política del tema así lo exige y la propuesta del nuevo tratado debiera estar lista en el 2009.
- Se aceptó señalar (aunque sea por la vía de un pie de página) lo planteado por los científicos en el sentido de que, al 2020, las disminuciones de las emisiones deben ser entre un 25 y 40 por ciento respecto de 1990. Ello porque está implícito que al 2050 las emisiones respecto de 1990 deberán disminuir en un 50 por ciento, si queremos salvar el planeta.

Los pasos concretos deberán ser dados en los grupos de trabajo convocados para cuatro temas clave:
cómo mitigar las emisiones; cómo nos adaptamos al calentamiento cuya presencia ya existe; cómo se transfieren las tecnologías de los países desarrollados a los países en desarrollo en condiciones que éstos puedan absorber; cómo se financia un proceso marcado por la urgencia de grandes recursos tanto para generar nuevas tecnologías como para la reforestación.

Está claro que el grueso del esfuerzo corresponde a los países desarrollados, pero como lo dice el documento final de Bali —y es una de sus mayores novedades— los países en desarrollo también deben tomar sus propias medidas.
Si lo vemos desde América latina, se abren alternativas de energía variable para nuestras propias políticas. Algunos podrán optar por concentrarse en seguir creciendo con desarrollo y eficiencia energética; otros podrán decir que lo importante para ellos es disminuir el nivel de deforestación (la deforestación es causa del 20% del total de emisiones hoy en día). Un tercero podrá decidir voluntariamente poner techo a sus emisiones, con control externo. Otros optarán por establecer políticas de subsidio o apoyo a la generación de fuentes energéticas alternativas, abiertos también a la medición de su impacto. Y habrá quienes opten por definir un parámetro máximo de emisiones por sectores de actividad económica. Lo anterior nos plantea dos años de intensos trabajos por delante. En ese plazo, un número significativo de países de rápido crecimiento económico, países de ingreso medio como lo son varios en América latina, deberán repensar su futuro y encontrar caminos eficientes.
Si nos preparamos bien y construimos respuestas oportunas, tendremos la autoridad moral para exigir que el mundo más rico y desarrollado haga también lo suyo.
No nos engañemos. En este campo América latina también tendrá que aprender a construir consensos si espera tener peso en el nuevo reordenamiento internacional. Y éste se transforma cada día en un tema de exigencia política dentro de nuestras sociedades, especialmente de las generaciones jóvenes.
Ellos tienen toda la razón, esperan heredar un planeta vivible. Y levantarán la voz para exigirlo. En democracia, cuando los ciudadanos toman conciencia de una determinada urgencia, están en condiciones de indicar a quiénes quieren respaldar para que esas urgencias tengan remedio. Será un tema ineludible en nuestros próximos escenarios políticos. Entonces, veremos cómo democracia y medio ambiente se dan la mano.
Fuente: Clarin 30 diciembre 2007



   Kirchner dio su primer paso en Nueva York con un reclamo a los países centrales por el cambio climático.

En la cumbre de la ONU sobre el tema, el Presidente exhortó a "adaptarse a los efectos adversos de los cambios climáticos". También solicitó "medios financieros y tecnológicos" para las naciones en desarrollo y propuso que se reconozca como "contribución" al pago de la deuda externa el mantenimiento de reservas naturales. En tanto, la candidata Cristina Kirchner tiene una agenda aparte: visitó la sede de la revista Time y en minutos será distinguida por la Universidad de Nueva York.

El presidente Néstor Kirchner participó esta mañana en la cumbre de cambio climático de la ONU y lanzó un llamado a los países centrales, tal como había anticipado Clarín. El mandatario habló ante los representantes de los 150 países que son parte del encuentro y llamó a las grandes naciones a "adaptarse a los efectos adversos de los cambios climaticos", al tiempo que solicitó "medios financieros y tecnológicos" para las naciones en desarrollo.

También denunció la "falta de recursos financieros y tecnológicos". Aseguró además que "la amenaza del cambio climático es global" y que "tenemos que estar todos a la altura de las circunstancias".

En tanto, el Presidente propuso que se reconozca como "contribución" al pago de la deuda externa el mantenimiento de reservorios naturales en los países en vías de desarrollo.
"Postulamos que, para solucionar los temas pendientes, se nos faciliten nuevos y creativos medios financieros y tecnológicos, reconociendo como mecanismos de pago de la deuda externa la contribución que implica el mantenimiento de reservorios naturales de vegetación y bosques", dijo Kirchner.

Más temprano, el plenario, denominado "El desafío de adaptación: de la vulnerabilidad a la recuperación", que se desarrolla en la sede de las Naciones Unidas en Nueva York, fue inaugurado por el secretario general del organismo, Ban Ki-moon, quien realizó un llamado a un acuerdo global sobre el cambio climático.
Se esperaba ese tono en el discurso de Kirchner, ya que la misma línea había sido plasmada en Buenos Aires hace ya tres años, en la X Convención de la ONU sobre Cambio Climático, y llevado a Europa el año pasado ...
- link a la nota original - Video (TN)
http://www.ieco.clarin.com/notas/2007/09/24/01505784.html
Fuente: IECO Clarin, 24 de septiembre 2007


  Los Líderes Mundiales se comprometen en la ONU a hacer esfuerzos "reales" por el clima

La UE ha sido el primer grupo de países que de manera unilateral se ha situado a la cabeza de reducciones de emisiones de gases contaminantes Los líderes de los 154 países que el lunes participaron en la conferencia sobre el cambio climático de la ONU se comprometieron a alcanzar un acuerdo para luchar contra el calentamiento global, que vaya más allá de las buenas intenciones. El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, aseguró al final de la reunión, en la que participaron 80 jefes de Estado y de Gobierno, que el mundo "entra en una nueva era" en el debate sobre el calentamiento global.

"Hoy se ha escuchado el llamado de los líderes del mundo a que se logre un gran paso adelante en Bali. Y ahora creo que existe un gran compromiso político para lograrlo", afirmó el secretario general.
La isla Indonesia de Bali será en diciembre el escenario de la próxima Conferencia sobre el Cambio Climático de la ONU, que tratará de sentar las bases del acuerdo que sustituya al Protocolo de Kioto en 2012.

Conclusiones
Ban señaló en sus conclusiones que las intervenciones realizadas a lo largo de la jornada confirman que no quedan dudas de que el clima del planeta está cambiando y que se debe a la actividad humana.
Apuntó a la necesidad de aumentar la asistencia a los países que más sufren los efectos del aumento de la temperatura de la Tierra, así como a las propuestas de establecer metas concretas en la reducción de emisiones de los gases que causan el efecto invernadero, especialmente en el caso de los países más industrializados.
Para llegar a esa meta, destacó la importancia de aprovechar los avances tecnológicos y de desarrollar mercados de emisiones de dióxido de carbono (CO2).
Los líderes mundiales, apremiados por la falta de tiempo, asumieron en sus intervenciones que combatir el cambio climático exige aceptar responsabilidades y transformar en acción inmediata lo que hasta ahora han sido sólo buenas intenciones.

Gore propone reuniones cada tres meses
El ex vicepresidente de EEUU Al Gore propuso que los jefes de Estado y de Gobierno de todo el mundo se reúnan cada tres meses hasta que cierren un acuerdo para combatir el cambio climático, que se deberá aplicar desde primeros meses de 2010.
"No podemos esperar más, hay que actuar ya, porque dentro de unos años nuestros hijos podrán preguntarnos dos cosas: O ¿en qué estaban pensando? o ¿cómo encontraron el coraje moral para solucionar una crisis que parecía imposible de resolver?", afirmó Gore.
El presidente de Guatemala, Oscar Berger, pidió en nombre del Sistema de Integración Centroamericana (SICA), que los estados que aún no han ratificado el Protocolo de Kioto se adhieran cuanto antes.

Bush, el gran ausente que asistió a la cena
Estados Unidos, uno de los dos países más contaminantes del mundo, junto a China, no ha ratificado Kioto.
Precisamente el presidente de EEUU, George W. Bush, fue uno de los grandes ausentes de la reunión, aunque sí acudió a la cena ofrecida por Ban con 25 líderes mundiales que puso punto final a la jornada.
El mandatario estadounidense ha convocado su propia reunión sobre el cambio climático para los días 27 y 28 de septiembre, invitando a 15 países, entre los que están, además de la ONU y la Unión Europea (UE), Japón, Canadá, Brasil, Corea del Sur, México, Rusia, Australia, Indonesia y Sudáfrica, 11 de los que más contaminan el planeta.
Ecuador pide compensación a los países industrializados
En un mensaje a los países desarrollados, el presidente de Ecuador, Rafael Correa, instó en su intervención la necesidad de que los países industrializados deben recompensar a los más pobres por la contaminación que su bienestar económico ha causado.
El mandatario ecuatoriano aseguró que no se pueden pasar por alto "la desigualdad en el origen y en la distribución de los efectos del calentamiento global" en el actual debate sobre el cambio climático.
Junto a Gore, el otro invitado de excepción a la cita fue el gobernador de California, el republicano Arnold Schwarzenegger. El ex actor de origen austriaco dijo ante el plenario de la reunión que "California está presionando a Estados Unidos para que avance más allá del debate y de las dudas sobre la acción".

'Un reto a escala mundial'
"Estamos ante un reto que nos obliga a actuar a escala mundial, con diálogo, determinación y acción multilateral concertada", señaló, durante su intervención, el presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero.
Afirmó que la comunidad internacional tiene que poner en marcha "una estrategia integrada, que abarque a todos los procesos de desarrollo nacional y sectorial, que no solo reduzca o limite las emisiones de gases, sino que permita adaptarse tempranamente a los efectos que ya se manifiestan".
La UE ha sido el primer grupo de países que de manera unilateral se ha situado a la cabeza de esas reducciones de emisiones de gases contaminantes, al comprometerse a rebajarlas en un 20% adicional en 2020.
Fuente (El Mundo) ComunicaRSE Septiembre de 2007

  

   Sitio web con información al día
   La Secretaría de la Convención sobre el Cambio Climático pone en marcha la versión española de su sitio web

La Secretaría de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) puso en marcha su nuevo sitio web, en el que se incorporan mejoras en los elementos informativos y en la concepción general con el fin de servir mejor a quienes están implicados en el proceso intergubernamental del cambio climático. Esta versión española es la principal fuente de información sobre la Convención, el Protocolo de Kyoto y su aplicación.   Este portal en español del sitio web de la Secretaría de la CMNUCC no es la reproducción literal de la versión inglesa. Tiene como fin principal destacar los principales puntos de interés para los países de lengua española y, en particular, los países en desarrollo y los países menos avanzados sobre la información relativa al cambio climático. Además, el número de documentos disponibles en español es relativamente limitado, ya que es técnicamente imposible reproducir todos los documentos del sitio en inglés.

Qué contiene esta versión española: 
-
Panorama detallado de los cambios climáticos y de la respuesta mundial a los mismos. Hay enlaces a documentos oficiales, como textos de la Convención y del Protocolo de Kyoto para descargar desde la red. 
- Documentos oficiales, y algunos que no lo son. Sus páginas de búsqueda, de fácil uso, orientarán a los visitantes hacia los documentos oficiales, las decisiones, las comunicaciones nacionales, los documentos de los talleres y los productos audiovisuales (webcasts).
- Los periodistas y todos los que desean estar al corriente de las novedades ocurridas en el ámbito del cambio climático podrán utilizar con provecho la sección Prensa. 

Esta iniciativa de la Secretaría constituye el primer paso de una serie de mejoras que deben introducirse, con el fin de mejorar el acceso a la información sobre el cambio climático. En lo que respecta a esta versión del sitio, la labor de la Secretaría consistirá en poner a disposición de los usuarios documentos en español, en la medida que lo permitan los medios disponibles.

Información básica 
La temperatura media de la superficie terrestre ha subido más de 0,6oC desde los últimos años del siglo XIX. Se prevé que aumente de nuevo entre 1,4oC y 5,8oC para el año 2100, lo que representa un cambio rápido y profundo. Aun cuando el aumento real sea el mínimo previsto, será mayor que en cualquier siglo de los últimos 10.000 años.
La razón principal de la subida de la temperatura es un proceso de industrialización iniciado hace siglo y medio y, en particular, la combustión de cantidades cada vez mayores de petróleo, gasolina y carbón, la tala de bosques y algunos métodos de explotación agrícola.

Estas actividades han aumentado el volumen de "gases de efecto invernadero" en la atmósfera, sobre todo de dióxido de carbono, metano y óxido nitroso. Estos gases se producen naturalmente y son fundamentales para la vida en la Tierra; impiden que parte del calor solar regrese al espacio, y sin ellos el mundo sería un lugar frío y yermo. Pero cuando el volumen de estos gases es considerable y crece sin descanso, provocan unas temperaturas artificialmente elevadas y modifican el clima. El decenio de 1990 parece haber sido el más cálido del último milenio, y 1998 el año más caluroso.

El cambio climático puede tener consecuencias nefastas: nos lo podrían confirmar los dinosaurios, si no se hubieran extinguido. La teoría dominante es que no sobrevivieron cuando un meteorito gigante se estrelló contra la Tierra hace 65 millones de años, levantando tal cantidad de polvo en la atmósfera que la luz solar se vio fuertemente reducida, las temperaturas bajaron precipitadamente, muchas plantas no pudieron crecer y la cadena alimentaria se desintegró.
Lo que ocurrió a los dinosaurios es un claro ejemplo de cambio climático más rápido que el que el ser humano está ahora infligiéndose a sí mismo... pero no el único. Las investigaciones sobre los núcleos de hielo y los sedimentos lacustres revelan que el sistema climático ha sufrido otras fluctuaciones abruptas en el pasado lejano: parece que el clima ha tenido "puntos de inflexión" capaces de generar fuertes sacudidas y recuperaciones. Aunque los científicos están todavía analizando lo que ocurrió durante esos acontecimientos del pasado, es claro que un mundo sobrecargado con 6.300 millones de personas es un lugar arriesgado para realizar experimentos incontrolados con el clima.

Según las previsiones, la actual tendencia hacia el calentamiento provocará algunas extinciones. Numerosas especies vegetales y animales, debilitadas ya por la contaminación y la pérdida de hábitat, no sobrevivirán los próximos 100 años. El ser humano, aunque no se ve amenazado de esta manera, se encontrará probablemente con dificultades cada vez mayores. Los graves episodios recientes de tormentas, inundaciones y sequías, por ejemplo, parecen demostrar que los modelos informáticos que predicen "episodios climáticos extremos" más frecuentes están en lo cierto.

El nivel del mar subió por término medio entre 10 y 20 centímetros durante el siglo XX, y para el año 2100 se prevé una subida adicional de 9 a 88 cm (la subida de las temperaturas hace que el volumen del océano se expanda, y la fusión de los glaciares y casquetes polares aumenta el volumen de agua). Si se llega al extremo superior de esa escala, el mar podría invadir los litorales fuertemente poblados de países como Bangladesh, provocar la desaparición total de algunas naciones (como el Estado insular de las Maldivas), contaminar las reservas de agua dulce de miles de millones de personas y provocar migraciones en masa.

Según las previsiones, los rendimientos agrícolas disminuirán en la mayor parte de las regiones tropicales y subtropicales, pero también en las zonas templadas si la subida de la temperatura es de más de unos grados. Se prevé también un proceso de desertificación de zonas continentales interiores, por ejemplo el Asia central, el Sahel africano y las Grandes Llanuras de los Estados Unidos. Estos cambios podrían provocar, como mínimo, perturbaciones en el aprovechamiento de la tierra y el suministro de alimentos. La zona de distribución de enfermedades como el paludismo podría ampliarse.

El calentamiento atmosférico es un problema "moderno": es complicado, afecta a todo el mundo y se entremezcla con cuestiones difíciles como la pobreza, el desarrollo económico y el crecimiento demográfico. No será fácil resolverlo. Ignorarlo, sería todavía peor.
Hace más de un decenio, la mayor parte de los países se adhirieron a un tratado internacional -la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático- para comenzar a considerar qué se puede hacer para reducir el calentamiento atmosférico y adoptar medidas para hacer frente a las subidas de la temperatura que sean inevitables.

El 1997, los gobiernos acordaron incorporar una adición al tratado, conocida con el nombre de Protocolo de Kyoto, que cuenta con medidas más enérgicas (y jurídicamente vinculantes). Se prevé que el Protocolo entre en vigor en breve plazo. Y, desde 1988, un Grupo Intergubernamental sobre el Cambio Climático ha examinado las investigaciones científicas y ofrecido a los gobiernos resúmenes y asesoramiento sobre los problemas climáticos. 
Puede accederse a dicha versión en español desde aquí


 

       Unidad de Cambio Climático de la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable:

 Sus Programas Nacionales
 acceso a la nómina general   http://www.ambiente.gov.ar/default.asp?IdArticulo=208 

 Programa Nacional sobre Impactos del Cambio Climático

 

 Programa Nacional de Componentes Urbano Ambientales del Cambio Climático

 

 Programa Nacional de Energías y Combustibles Alternativos

 

 Programa Nacional de Escenarios Climáticos

 

 Programa Nacional para el Uso Racional de la Energía y de Mejoras en la Eficiencia Energética

 

 Programa Nacional de Biocombustibles

 

 Programa Nacional para la Participación Ciudadana y del Tercer Sector en la Agenda del Cambio Climático

 

 Programa Nacional de Formación y Educación Ambiental en Cambio Climático

 

 Programa Nacional de Indicadores, Instrumentos e Instituciones para el Cambio Climático

    Cambio Climático. Responsabilidad de Todos¨, Ing. Luis Pedraza 

El clima es el conjunto de variables que describen la situación promedio de la atmósfera en un punto determinado. Recién desde principios del siglo XIX se han venido estudiando sus cambios.
La tendencia actual marca un aumento en la temperatura, que ha sido acompañada por cambios en otros componentes del clima, como precipitaciones y vientos, arrojando como resultado un aumento de 0,6 ºC durante el siglo pasado.
Hoy en día, el cambio presenta características que lo hacen diferente, ya que la concentración en la atmósfera de los gases que producen el efecto invernadero hace que la temperatura de la Tierra aumente en aproximadamente 30ºC; y ello se ha incrementado en forma significativa durante los últimos cien años. Este incremento ha sido producido mayormente como consecuencia de actividades humanas. 

En 1979, la Primera Conferencia Mundial del Clima reconoció el cambio climático como un problema serio. Por otra parte, el Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC), establecido en 1988, tiene un mandato para evaluar el estado del conocimiento sobre el sistema climático global y el cambio climático, sus impactos ambientales, económicos y sociales, y las posibles estrategias de respuesta en esta materia. 
Fue así que el Primer Reporte de Evaluación, comunicado por el IPCC en 1990, facilitó un desarrollo de la conciencia pública sobre el problema y proveyó la base para las negociaciones en la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, firmado por 154 países (más la Unión Europea) en la Primera Cumbre de la Tierra, celebrada en Río de Janeiro en 1992. De esta manera se adhiere con otros tratados en la búsqueda de un sistema internacional de gestión para los problemas ambientales de escala global.
La Convención Marco entró en vigor en 1994 incorporando cuatro principios centrales para el tratamiento de un problema ambiental que amenaza el desarrollo de la vida humana en el planeta. Adoptó la obligación de que los países industrialmente avanzados - principales responsables de las emisiones de gases de efecto invernadero - transfieran tecnologías más limpias, otorguen asistencia financiera a los países en desarrollo para enfrentar el problema y, principalmente, los compromisos adoptados para la mitigación de las emisiones.
La respuesta institucional fue la ampliación y profundización de la base científica especializada en esta materia, la identificación y modelación de los impactos del cambio climático y la mitigación de las emisiones de gases de efecto invernadero 
Debido a que las acciones tomadas por los países más avanzados no fueron suficientemente enérgicas, pese a los compromisos asumidos, en 1997 se firmó un tratado internacional en Kyoto, Japón, con el interés de ratificar lo acordado en la Convención de Marco.
La entrada en vigor del Protocolo de Kyoto, no obstante, se ha visto demorada por los desacuerdos respecto de su implementación, que reflejan el diverso abordaje que los países hacen de la cuestión ambiental: patrones de consumo diferenciados, culturas y visiones contrastantes e intereses económicos divergentes.
De efecto no menor en la negociación ha sido la posición adoptada por los Estados Unidos, principal emisor de gases nocivos del planeta, que, bajo la administración del presidente Bush, ha elegido abstenerse de participar en este proceso, privilegiando mecanismos voluntarios y la solución por el mercado. 
Los impactos del cambio climático son vastos y permanentes. Por lo tanto, es imperioso emprender planes de acción a escala global y de largo plazo, que apunten a disminuir o revertir este fenómeno
Fuente: Conocimiento Humano, 9 de enero de 2007 

   Alerta en América Latina por el cambio climático

El cambio climático provocará escasez de agua en América Latina, de acuerdo con el documento titulado "¿Con el agua al cuello? América Latina y el Caribe", obra de una coalición de grupos ecologistas, entre ellos Amigos de la Tierra y Greenpeace. De acuerdo con el informe, el deshielo de los glaciares en los Andes cambiará el flujo de los ríos y amenazará el abastecimiento de agua para las personas, la industria, la agricultura y la naturaleza.
Aunque en la zona se encuentra aproximadamente el 35 % del agua pura del mundo, el trabajo pronostica que aumentarán las disputas por su posesión.
El fenómeno del cambio climático, sumado al de la degradación del medio ambiente, son las principales razones por las que el clima se está volviendo más impredecible y extremo en América Latina y el Caribe.
"Con 26 tormentas tropicales y 14 huracanes, la temporada de 2005 está catalogada como una de las más activas y destructoras de la historia", destacan los autores del documento, presentado recientemente en Londres.
El informe, recogido el último domingo por el matutino argentino La Nación, insta a los países desarrollados a recortar la emisión de gases que provocan el efecto invernadero. Asimismo, pide que se detenga la deforestación y la tala ilegal en América Latina.
Fuente: ComunicaRSE, Septiembre de 2006

   ¿Cuál es la posición del Banco Mundial sobre el Cambio Climático?

El Grupo del Banco Mundial reconoce que el cambio climático provocado por actividades humanas, principalmente por las emisiones de gases de efecto invernadero procedentes de la quema de combustibles fósiles, constituye una importante amenaza mundial. Es probable que las actividades humanas aumenten la variabilidad del clima y la frecuencia de los fenómenos climáticos extremos, y que produzcan efectos perniciosos sobre la cantidad y calidad del agua, la producción agrícola, la salud humana, los asentamientos humanos, y los sistemas ecológicos y de biodiversidad en la mayoría de los países en desarrollo. La cuestión no es si el clima cambiará como consecuencia de las actividades humanas, sino más bien cuánto cambiará, con qué rapidez y dónde. El desequilibrio actual es sorprendente. Mientras que sólo el 15% de la población mundial vive en países de ingreso alto, éstos contribuyen en forma desproporcionada al calentamiento de la Tierra, pues emiten más del 50% del total de dióxido de carbono y otros gases de efecto invernadero que están alterando el clima mundial. El Banco Mundial reconoce que el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre Cambios Climáticos (IPCC) es la principal autoridad científica sobre el cambio climático, y acepta las conclusiones de sus evaluaciones más recientes. El Banco participa activamente además en la labor de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC). No se trata de elegir entre producir tecnologías no contaminantes o establecer un protocolo adecuado con objetivos claros. Es preciso hacer ambas cosas. El protocolo podría facilitar la introducción de nuevas tecnologías, y a la vez actuar como incentivo para su elaboración.
¿Cuáles son los probables efectos del cambio climático?
Los países en desarrollo resultarán más afectados que los países industrializados, y los más pobres de entre los pobres serán los más vulnerables. Según las proyecciones, el cambio climático debido a actividades humanas provocará una reducción de la productividad agrícola en las regiones tropicales y subtropicales, una reducción de la cantidad y la calidad del agua en la mayoría de las regiones áridas y semiáridas, un aumento de la incidencia del paludismo, el dengue y otras enfermedades transmitidas por vectores en las regiones tropicales y subtropicales, y efectos adversos en el funcionamiento de los sistemas ecológicos y su biodiversidad, lo que debilitará la base misma del desarrollo sostenible. Además, el aumento del nivel del mar asociado a los aumentos de temperatura proyectados, podría provocar el desplazamiento de decenas de millones de personas que viven en zonas bajas, como el delta del Ganges y el delta del Nilo, y poner en peligro la existencia misma de los pequeños estados insulares.

¿Qué está haciendo el Banco para mitigar el cambio climático?
La mitigación de los efectos del cambio climático y la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero no deberían ser actividades mutuamente excluyentes sino complementarias. De modo similar, el desarrollo de tecnologías puede coexistir con la formulación de una política pública mundial acertada y resultar reforzado por ésta, tomando como guía la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC). En su calidad de organismo de ejecución del Fondo para el Medio Ambiente Mundial (FMAM), el Banco ayuda a los países prestatarios a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero mediante la prestación de apoyo a proyectos sobre reformas de política, energía renovable y eficiencia energética. La cartera total de proyectos sobre cambio climático del Grupo del Banco Mundial/FMAM comprende 62 proyectos, para los cuales se han movilizado US$6.200 millones, de los cuales el FMAM ha aportado US$730 millones, y el resto ha sido aportado por el Grupo del Banco Mundial, donantes, inversionistas privados y organismos de contrapartida gubernamentales. Además, el Banco ha sido el iniciador del establecimiento de la Unidad de Financiamiento del Carbono por valor de US$400 millones, como apoyo a las inversiones superiores a US$1.000 millones en actividades de reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero a través de diversos fondos especializados conjuntos del sector público y el sector privado, por ejemplo el Fondo tipo para reducir las emisiones de carbono, el Fondo del Carbono para el Desarrollo Comunitario, el Fondo del Biocarbono y una serie de fondos patrocinados por gobiernos. Para el financiamiento de los proyectos y programas sobre el cambio climático, el Banco Mundial aplica la debida diligencia habitual en cuestiones ambientales y de política social.

¿Hasta qué punto invierte el Banco Mundial en proyectos sobre energía renovable?
El Banco es la institución de desarrollo con la mayor cartera de proyectos sobre energía renovable, que suma un total aproximado de US$590 millones, lo que representa alrededor del 6% del total de préstamos otorgados por el Banco para proyectos de energía en los últimos seis años.

¿Qué está haciendo el Banco para ayudar a los países pobres y de ingreso mediano a adaptarse al cambio climático?
Los sectores pobres de esos países son los más vulnerables a la variabilidad del clima, y los peligros a que están expuestos se verán exacerbados por el cambio climático. El Banco está incorporando el cambio climático en las actividades operacionales, evaluando los riesgos que presenta el cambio climático para la ejecución de los proyectos y buscando oportunidades de prestar apoyo a reformas de política que contribuyan a la adaptación al cambio climático. También se puede lograr una reducción considerable de las emisiones mediante el establecimiento de mercados nacionales y marcos reguladores de la energía renovable y la eficiencia energética, especialmente en los países en desarrollo más grandes. El Banco Mundial, conjuntamente con el FMAM, está colaborando con China, la India y México en esa esfera.
Link permanente  http://go.worldbank.org/JXMR8X8UG0



    Iniciativa del BID de Energía Sostenible y Cambio Climático

Más de 300 funcionarios gubernamentales y expertos reunidos durante dos días en el Banco Interamericano de Desarrollo coincidieron en que las fuentes de energía sostenible están en el centro de la agenda de desarrollo de América Latina y el Caribe y saludaron el lanzamiento de una iniciativa del BID para apoyar inversiones en energía sostenible y reducir la vulnerabilidad al cambio climático. Autoridades en finanzas, energía y medio ambiente, líderes empresariales en energía limpia y renovable y representantes de instituciones financieras, agencias donantes y organizaciones no gubernamentales analizaron las necesidades de la región y posibles estrategias para apoyar el desarrollo de fuentes de energía renovable, promover la eficiencia energética y los biocombustibles y favorecer el acceso de proyectos a los mercados de financiamiento del carbono.

Los participantes examinaron las experiencias en los sectores público y privado en áreas tales como vivienda, transporte y electrificación rural. En las sesiones de discusión se evaluaron los desafíos y las oportunidades en energía sostenible y los medios para impulsar políticas e inversiones en energía limpia.

El BID renovó su compromiso de apoyar a sus países miembros en la región con una nueva iniciativa que se focalizará en eficiencia energética, biocombustibles, financiamiento del carbono y adaptación a los riesgos del cambio climático. Esta iniciativa buscará:
- Cerrar la brecha en financiamiento de energía renovable y eficiencia energética con mayores inversiones del BID
- Integrar la reforma de políticas y la eliminación de barreras con financiamiento innovador para la transformación del mercado
- Incentivar inversiones en energía sostenible en todos los sectores y mejorar herramientas de financiamiento
- Impulsar el acceso al Mercado de financiamiento del carbono
- Encarar la adaptación de activos de capital en proyectos como parte de la gestión de riesgo de desastres naturales
- Promover asociaciones con instituciones financieras y de los sectores público y privado

"América Latina y el Caribe ya tienen una substancial trayectoria en energía sostenible", afirmó el presidente del BID, Luis Alberto Moreno. Los estudios demuestran que más del 23 por ciento del suministro primario de energía de la región proviene de fuentes renovables y que tanto el sector público como el privado están ya trabajando en la necesaria expansión.

"No estamos comenzando de cero", aclaró Moreno, quien destacó también que el BID ya ha otorgado préstamos por 17.000 millones de dólares para proyectos de energía en la región, incluyendo financiamiento a partes del pionero programa de etanol de Brasil.

"Estamos orgullosos de este legado", sostuvo, pero "para construir la próxima generación de proyectos de energía sostenible se requerirá más creatividad, mejor cooperación y mayor disposición a asumir riesgos", concluyó.
Fuente: ComunicaRSE, Diciembre de 2006

   Agricultura y el Cambio Climático
   Proyecto SICA Banco Mundial

El Protocolo de Kyoto puede ofrecer incentivos para mejorar la sostenibilidad de los sistemas agrícolas y forestales

Cerca de un tercio del calentamiento de la atmósfera y el cambio climático obedece a la agricultura. En general se reconoce que alrededor del 25% del principal gas que produce el efecto de invernadero, el bióxido de carbono, procede de la agricultura, sobre todo de la deforestación y la quema de biomasa. Los rumiantes domésticos, los incendios forestales, el cultivo de arroz en los humedales y los productos de desecho producen la mayor parte del metano que hay en la atmósfera, a la vez que la labranza convencional y la utilización de fertilizantes generan el 70% de los óxidos nitrosos.

Dado que la agricultura participa en tan gran medida en el problema del cambio climático, debe formar parte importante por igual de su solución. El informe de la FAO al COAG propone, a este respecto, que la Organización elabore un programa integrado sobre el cambio climático que le permita desempeñar una función más activa en las negociaciones internacionales, difundir sus conocimientos de los sectores críticos pertinentes a la moderación del cambio climático, y dar apoyo a las medidas generales encaminadas a hacer más flexible a la agricultura ante la variación del clima.

OBLIGACIONES, OPORTUNIDADES.
La participación de la agricultura en el cambio climático tiene una fuerte presencia en el Protocolo de Kyoto de 1997 de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMCC). Este protocolo hace especial énfasis en la promoción de formas sostenibles de la agricultura, menciona el cambio del aprovechamiento de las tierras, la fermentación de metano, el manejo del estiércol, el cultivo de arroz, los suelos agrícolas y la quema de biomasa como origen de los gases que producen el efecto de invernadero, que los países deben tomar en cuenta en sus informes a la Conferencia de la Partes de la CMCC.

"La FAO y sus miembros se enfrentan con varios desafíos que se derivan directa o indirectamente de las actuales negociaciones sobre el clima", dice el informe. Los signatarios de la CMCC, por ejemplo, están obligados a realizar inventarios pormenorizados de las fuentes antropógenas de los gases que producen el efecto de invernadero; el Protocolo de Kyoto va todavía más allá al comprometer a los países a realizar cambios sujetos a verificación en sus reservas de carbón, inclusive las derivadas de los cambios en el aprovechamiento de las tierras, de pertinencia directa para la agricultura.

CRÉDITOS DE CARBONO
Los "mecanismos de Kyoto" también ofrecen incentivos -llamados "créditos de carbono" para que los países reduzcan sus emisiones de gases que producen el efecto de invernadero. Aunque no se ha llegado a un acuerdo sobre los "mecanismos" mismos, es probable que todos los países obtengan créditos de carbono al mejorar la sostenibilidad y los sistemas de producción agrícola y forestal (comprendidos una utilización más racional de los fertilizantes, piensos más eficientes, fomento del acopio de aguas y técnicas de conservación del agua, prácticas agrícolas de conservación, reducción de la agricultura de tala y quema y mejor protección de los suelos).

Como parte de un programa fortalecido sobre el cambio climático, dice el informe, la FAO podría ayudar a sus Estados Miembros a elaborar y fomentar éstas y otras prácticas encaminadas a reducir las emisiones de gases que producen el efecto de invernadero o retienen el carbono, y a reconocer las oportunidades para obtener créditos de carbono.

SATÉLITES Y BIOCOMBUSTIBLES
Además, otras actividades de la FAO en marcha desde hace tiempo podrían ayudar a los Estados Miembros a cumplir con sus obligaciones con la CMCC. Por ejemplo, la Organización recopila y mantiene una amplia variedad de datos directamente pertinentes no sólo al cambio climático en general, sino también a las necesidades más inmediatas de presentación de informes de los países.

Esos datos comprenden información con referencia geográfica sobre vegetación, suelos y materia orgánica de los suelos, datos y mapas del clima, indicadores de biomasa obtenidos por telepercepción satelital, así como estadísticas del uso de fertilizantes, zonas cultivadas de arroz y cifras del ganado de rumiantes. La FAO además tiene la secretaría del Sistema mundial de observación terrestre (SMOT), que conduce una iniciativa sobre la Observación del carbono terrestre, orientada a ayudar a los países a evaluar y supervisar las fuentes y sumideros de carbono de sus sectores agrícolas y rurales.

El programa propuesto, en el que participarían todos los sectores de la FAO, ayudaría a centrar en el cambio climático la experiencia de la Organización en campos como la capacitación de personal agrícola, la formulación de políticas y asesoría en esta materia, así como en la adaptación de las prácticas agrícolas a condiciones adversas y medios frágiles.

También alentaría la creación de sinergias en el terreno agrícola, entre los acuerdos relativos al cambio climático y otros convenios pertinentes al medio ambiente, en especial los que atañen a la desertificación y la biodiversidad, y la elaboración de métodos estadísticos en una variedad de sectores: de los recursos forestales al seguimiento del carbono de los suelos, compatibles con las exigencias de la CMCC para la presentación de informes.

HACER FRENTE A LAS TORMENTAS
Los "créditos de carbono" del Protocolo de Kyoto podrían ayudar a los países en desarrollo con otra consecuencia prevista del cambio climático: las tormentas tropicales e inundaciones cada vez más violentas. Entre 1973 y 1977 los huracanes, ciclones, tifones, tormentas y tornados cobraron un promedio de 11 000 vidas anuales, y dejaron a más de 1 100 millones de personas sin techo. La FAO afirma que una mejor planificación del aprovechamiento de las tierras, así como las prácticas sostenibles en materia de agricultura, pesca y silvicultura alentadas por los "mecanismos de Kyoto" podrían ofrecer una mayor flexibilidad y reducir la vulnerabilidad de los países a los daños producidos por las tormentas, y también el cambio climático.
Fuente: FAO  / Documento obtenido en la Biblioteca Virtual
http://www.biblioteca.org.ar/titulot.asp?texto=%25&tipo=2


 


    Países en Desarrollo deben hacer más, Yvo de Boer

El Secretario de la ONU sobre el Cambio Climático (CMNUCC) Yvo de Boer abre una polémica con propuesta sobre reducción de gases a países en vías de desarrollo y pagos de países más ricos. Las naciones más ricas del mundo pueden ser absueltas a la hora de reducir las emisiones de dióxido de carbono (Co2) a la atmósfera, siempre y cuando paguen a las naciones en desarrollo para que lo hagan por ellas, afirmó el Secretario Ejecutivo de la Convención de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC), Yvo de Boer.

El funcionario de la ONU explicó en una entrevista con la BBC de Londres que el desafío medioambiental es tan grande que deben tomarse acciones urgentes ya mismo.
Sin embargo, grupos ambientalistas criticaron la postura de Boer, ya que consideran que los países ricos y los más pobres deben trabajar juntos para resolver el problema del cambio climático.

Según el Tratado de Kyoto, son las naciones más industrializadas las que son llamadas a reducir el mayor índice de emisiones de Co2 a la atmósfera.  Pero para de Boer esta propuesta es "ilógica", ya que la escala del problema "implica que a los países debería permitírseles invertir en reducción de emisiones donde sea más barato".
"Hemos reducido las emisiones y hecho más eficientes los usos de energía en los países industrializados durante mucho tiempo", explicó el funcionario de la ONU a la BBC. "Así que se ha vuelto algo muy costoso para estas naciones seguir reduciendo las emisiones. Pero en los países en desarrollo, se ha hecho menos para reducir estos gases y para hacer más eficientes las energías", agregó. Por ese motivo, "es económicamente más atractivo para una compañía, por ejemplo en Gran Bretaña, reducir sus emisiones en China".
Según de Boer, de esta forma "las naciones más ricas podrían cumplir con el 100 por ciento de sus responsabilidades", aunque admitió que "es difícil que lo lleven a cabo".

 Así se contamina en el Siglo XXI
 

Emisiones globales de CO2. Se aprecia que Estados Unidos (US), Europa, Rusia, Japón, los países desarrollados del Anexo I (los países desarrollados que según el Protocolo de Kioto deben disminuir las emisiones de gases de invernadero) y los en transición del Anexo I, están cumpliendo con el espíritu de Kioto. Mientras que el alza en las emisiones corre ahora a cuenta de China, otros países grandes en desarrollo, como la India, México y Brasil; de los demás países en desarrollo, que según el Protocolo de Kioto pueden aumentar sus emisiones; y del transporte internacional.


Expertos  se reúnen en Viena para analizar el cambio climático desde la economía.

Luego que los científicos han logrado documentar las consecuencias potencialmente catastróficas del calentamiento global, los expertos esperan abordar ahora el enfoque económico del problema.
La ronda de negociaciones que se celebrará esta semana en torno al cambio climático, la cual comenzará hoy en Viena, se enfocará en la meta de garantizar que los 20 billones de dólares que el mundo planea invertir en producir energía en las próximas dos décadas sean tan inocuos para el medio ambiente como sea posible.

"Necesitamos un crecimiento económico "a prueba del clima'", indicó Yvo de Boer, principal funcionario de las Naciones Unidas en torno al cambio climático en una entrevista con periodistas el domingo.
Más de un millar de delgados se encuentran en la capital de Austria para las negociaciones que buscarán aconsejar a las naciones, a las corporaciones, a los banqueros y a las instituciones públicas, como el Fondo Monetario Internacional, sobre cómo sacar el mayor provecho de sus inversiones en la producción de energía. La reunión concluirá el viernes.

Un nuevo informe de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático afirma que se requerirán inversiones adicionales de unos 210.000 millones de dólares al año, particularmente en naciones en desarrollo, para mantener las emisiones de gases que provocan el efecto invernadero en sus niveles actuales hasta el año 2030.

"Si el financiamiento disponible... permanece en su nivel actual y sigue apoyándose particularmente de contribuciones voluntarias, eso no será suficiente", advierte el informe.
Algunos expertos han señalado que las naciones en desarrollo necesitarán miles de millones de dólares adicionales cada año para ayudarles a adaptarse a los cambios en el clima.
Un ejemplo de esto es la nación sudafricana de Lesotho. Ese país pobre basa su economía en gran medida a la agricultura y se ha visto azotado por el doble de sequías que las que sufrió en la década de 1980, indicó el ministro de Medio Ambiente de Lesotho, Monyane Moleleki.
Lo que ha empeorado las cosas es que a partir del 2000, los meses de enero y febrero se han vuelto progresivamente más cálidos. "Cuando llega la lluvia, llega de manera torrencial, totalmente inútil para nuestra agricultura", agregó, e hizo un llamado a las naciones industrializadas para que les ofrezcan tecnología y recursos con el fin de ayudar a su país a adaptarse y a superar lo que consideró es "una situación muy peligrosa".
Fuente: Círculo Astronómico.cl  27 Agosto, 2007



      Países del G-8 Acuerdan Reducir Emisiones de CO2

Los líderes de los países industrializados que integran el Grupo de los Ocho acordaron en la cumbre de Heiligendamm (localidad báltica alemana) una fórmula de compromiso en la reducción de los gases de efecto invernadero y cómo enfrentar la lucha contra el cambio climático bajo el amparo de las Naciones Unidas, anunció la anfitriona de la reunión y canciller alemana, Angela Merkel.
Tras calificar de "gran éxito" el acuerdo alcanzado Merkel explicó que los países del G8 coinciden en la necesidad de reducir a la mitad la emisión de gases de efecto invernadero de aquí al año 2050.

"Hemos allanado el camino para que en la reunión de Bali los ministros de Medio Ambiente puedan empezar a negociar", dijo la anfitriona de la cumbre de Heiligendamm. "En términos de objetivos, acordamos en un lenguaje claro (...) que reconoce que (el aumento) de las emisiones de CO2 primero debe detenerse y luego continuar con reducciones sustanciales", señaló la canciller alemana ... ha señalado también "que los miembros del G 8 tratarán de ganarse para la causa en la lucha contra el cambio climático a sus colegas del G 5, los cinco países emergentes más importantes del mundo: China, India, México, Brasil y Suráfrica".

Los límites concretos a esas emisiones podrían fijarse, tras el compromiso alcanzado este jueves, a partir de las negociaciones que comenzarán en diciembre próximo en Bali (Indonesia) bajo los auspicios de Naciones Unidas. El plan del presidente de EE UU, George W. Bush, abogaba por reunir a los 15 países más contaminantes del planeta para llegar a un acuerdo sobre la reducción de las emisiones de CO2 a la atmósfera, pero al margen de la ONU. Los socios del G 8 han convencido a Bush para que su iniciativa se incluya en un proceso global pilotado por Naciones Unidas.
Fuente: El País-Emol-Agencias, 7 Junio, 2007

     Acuerdo post-Kyoto

En una rueda de prensa, el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, ha anunciado que el acuerdo alcanzado consta de cinco puntos, informa desde Heiligendamm Andreu Missé de El País de España:
- Primero es que el cambio climático es un problema global que necesita respuestas globales.
- En segundo lugar, los países más ricos del mundo y Rusia coinciden en la necesidad de poner límites a las emisiones de gases de efecto invernadero liberados a la atmósfera.
- Es necesario alcanzar ese objetivo bajo el paraguas de Naciones Unidas.
- El cuarto punto es que el G 8 deberá haber llegado a un acuerdo sobre las emisiones de CO2 en 2009.
- En quinto lugar, se aboga por considerar muy seriamente la propuesta de la UE, Canadá y Japón de reducir al 50% las emisiones de gases de efecto invernadero para 2050.

La meta es que para 2009 quede fijado un acuerdo global contra el cambio climático que pueda sustituir al Protocolo de Kyoto, que expira en 2012 y al que EE UU no se ha sumado. De ese pacto post-Kioto deberían formar parte, no sólo las naciones avanzadas, sino también países como India y China.

La policía desmintió entretanto una información del periódico Bild de hoy acerca de que haya un agujero en la valla submarina de seguridad en torno a Heiligendamm, de 4,5 kilómetros de largo.
Curiosamente muchos medios de prensa hablan como estas resoluciones fuesen un fracaso.




    Estados Unidos, dispuesto a Reducir sus Emisiones de CO2

EEUU propone una estrategia común de los 15 países más contaminantes, como se trata de Estados Unidos, los ecologistas acusan a Washington de ganar tiempo con tácticas dilatorias. "Palos porque bogas y palos por que no bogas", reclama Bush. Uno de los temas centrales de las discusiones de la cumbre de jefes de estado y de gobierno del G8, es: "Cambio climático y eficiencia energética".

Además del cambio climático, Alemania ha propuesto la incorporación informal de Brasil, China, India, México y Sud África, en lo que se ha llamado el "proceso de Heiligendamm", por el balneario del Báltico donde se desarrolla la cumbre del 2007. "Estas naciones deben ser tomadas en cuenta, y tener "permanentemente un lugar en la mesa de negociaciones de las ocho naciones más industrializadas", según afirmó el Delegado del Ministerio de Economía de Alemania Bernd Pfaffenbach.

Estados Unidos no llega con las manos vacías al encuentro, este lunes el Presidente Bush resaltó una vez más que: "EEUU se toma este asunto muy en serio", presentando su propia estrategia contra el calentamiento global y que llevará a la cita del G8 en Alemania. Bush propuso iniciar este otoño una ronda de negociaciones entre los 15 países que emiten más gases invernadero con el objetivo de decidir un plan conjunto de reducción de emisiones a finales del 2008. La propuesta fue naturalmente recibida con escepticismo por algunos movimientos ecologistas y gran parte de la prensa, los primeros afirmaron que se trata de una propuesta ambigua que permite a Washington ganar tiempo y seguir sin comprometerse a reducir sus emisiones.
Los más optimistas quisieron ver en las palabras de Bush un giro, ya que hasta el momento su Administración --que no ha ratificado el protocolo de Kioto-- se ha movido entre el negacionismo del cambio climático (en línea con el movimiento conservador estadounidense) y la negativa a aceptar disminuir las emisiones de CO2 en el marco de Kioto con el argumento de que dañaría su economía frente a competidores emergentes como China y la India.
La solución de Bush para luchar contra el calentamiento global ha sido la inversión en nuevas tecnologías energéticas, posición que se ha reflejado en las recientes resoluciones de las Naciones Unidas sobre el calentamiento global.
La corriente más ecologista entre los republicanos ha ganado posiciones, sin duda gracias al ejemplo del Estado de California, cuya política de reducciones de los gases de invernaderos es mucho más decidida que el Protocolo de Kioto, ha sido dirigida por su gobernador republicano Arnold Schwarzenegger.
Algunos analistas ven también que Casa Blanca no puede permanecer ajena a la presión política de sus socios europeos ni al cambio en la opinión pública de su país, donde el ecologismo y los sistemas de producción y consumo respetuosos con el medioambiente ganan popularidad, como lo demostró Al Gore.

El plan del Gobierno de Estados Unidos incluye reducir las barreras arancelarias que dificultan la difusión de tecnologías limpias. Bush es acompañado además de estadísticas que demuestran que sin estar en el Tratado de Kioto, en su país las emisiones de gases de invernadero han crecido menos que en Europa, que sí lo está.
El Presidente Bush aprovechó de resaltar los aportes de su administración a la investigación del calentamiento global, como respuesta a las críticas de su resistencia a asumir compromisos de reducciones de CO2. Recordó que los Estados Unidos han gastado unos $5 mil millones de dólares al año en el calentamiento global: $2 mil millones en investigación y $3 mil millones en desarrollar tecnologías para combatirlo.

Estados Unidos reduce Satélites Climáticos
La NOAA disminuirá satélites que monitorean el Calentamiento Global.
(6 Junio, 2007 Agencias - CA) Luego quer los datos de los satélites de la NASA y la NOAA de Estados Unidos, sirvieran para medir los efectos del calentamiento global y preparar los informes del IPCC de las Naciones Unidas, ahora sus científicos están reclamando porque el gobierno de EEUU ha decidido disminuir los satélites que monitorean el cambio climático, por lo que en el futuro deberán apoyarse en los datos de los grandes satélites europeos para sus estudios.

Un informe confidencial de la Casa Blanca filtrado a la Associated Press, advierte que pronto los científicos estadounidenses perderán su capacidad de monitorear el calentamiento desde el espacio, utilizando la flota de los problemáticos satélites de observación terrestre.

Un programa de satélites, que pasó a duplicar su costo original, hasta llegar a casi 12 mil millones de dólares, fue reducido por el Departamento de Defensa, y se lanzarán cuatro parejas de satélites en dos órbitas en lugar de seis en tres órbitas.

Los satélites debían servir para realizar predicciones climáticas y obtener datos del clima, reemplazando la consatelación de actuales satélites, que comienzan a terminar con sus tiempos de operaciones. La reducción de costos sacrificará importantes instrumentos para el estudio del clima.
Fuente: Círculo Astronómico.cl Junio, 2007




    China se compromete a Reducir sus Emisiones de CO2

China no recortará sus emisiones de CO2 para no perjudicar a su economía. Promete reducir su consumo energético un 20% en 2010 para disminuir los gases de efecto invernadero.
Mientras tanto China anunció ayer las primeras medidas para controlar - y no recortar- sus emisiones contaminantes. A pocas horas del comienzo de la cumbre del G8 en Alemania, donde uno de los temas centrales será el cambio climático, el gigante asiático apareció con un programa de 62 páginas que no propone ninguna medida concreta para recortar sus emisiones de dióxido de carbono (CO2).

"China no se comprometerá con una reducción de emisiones concreta, pero eso no significa que no vaya a asumir sus responsabilidades para responder al cambio climático", explicó el director de la Comisión Nacional para la Reforma y el Desarrollo, Ma Kai.
Amparándose en que el calentamiento global es consecuencia de los 200 años de industrialización en la sociedad occidental, el régimen comunista insistió en que el recorte de emisiones en los países pobres sería más perjudicial que las inundaciones, sequías y demás desastres naturales que los expertos vaticinan para el futuro.
"Los efectos de limitar el crecimiento de las naciones en vías de desarrollo causarían más daños que el propio cambio climático", indicó Ma Kai, quien rechazó rebajar las emisiones contaminantes de China para no dañar la economía. A cambio, prometió "reducir el consumo energético un 20% en 2010 para disminuir los gases de efecto invernadero".

El desarrollo del país asiático depende, en gran medida, de sus arcaicos pozos de carbón, que generan el 80% de la electricidad producida en el país. Para superar esta dependencia, Pekín construirá 30 centrales nucleares durante los próximos 15 años y se volcará en las energías renovables.
En 2004, China liberó a la atmósfera 6.100 millones de toneladas de CO2, de las cuales el 75% procedía de la combustión de energías fósiles, como el carbón y el petróleo. Con una economía que crece más de un 10% cada año, está previsto que el coloso oriental supere en 2008 a Estados Unidos como el mayor contaminante del mundo.
El Protocolo de Kyoto de 1997 no obliga a las naciones en desarrollo, como China e India a reducir sus emisiones de gases ni a limitar su crecimiento.
Fuente: Círculo Astronómico.cl Junio, 2007