El Día Mundial del Agua, es una fecha para llamar la atención sobre la importancia del agua dulce y propiciar mejoras para la población mundial que sufre de problemas relacionados con el agua. Es un día para debatir cómo debemos gestionar los recursos hídricos en el futuro.

Este año el tema es “Agua y Desarrollo Sostenible”.
El agua es un elemento esencial del desarrollo sostenible. Los recursos hídricos, y la gama de servicios que prestan, juegan un papel clave en la reducción de la pobreza, el crecimiento económico y la sostenibilidad ambiental. El agua propicia el bienestar de la población y el crecimiento inclusivo, y tiene un impacto positivo en la vida de miles de millones de personas, al incidir en cuestiones que afectan a la seguridad alimentaria y energética, la salud humana y al medio ambiente. El agua es esencial para la vida pero también, es un factor elemental para el desarrollo y bienestar de la humanidad, México está decidido a que el agua siga siendo un motor de desarrollo sustentable local, regional y nacional, para las presentes y las futuras generaciones.

Desde Código R, como fundadores del Movimiento Agua y Juventud, apoyamos todas las acciones que cada año renuevan el imperativo de intervenir en favor el uso responsable del agua como recurso indispensable finito.
Sobre las aplicaciones sustentables y sostenibles, tenemos posición tomada; entendemos que hablar de sostenibilidad, nos remite a la gestión de relaciones que nos den apoyo para lo que planificamos hacer, algo determinado que debe ser sostenible por todos ... tal como elaboramos en Código S,
 

El Agua y la Energía
El agua es esencial para la vida, y es el denominador común de todos los retos del desarrollo sostenible. Necesitamos agua para producir alimentos. Necesitamos agua para producir energía. Mejorar el acceso al agua significa también que millones de niñas puedan ir a la escuela en lugar de tener que andar kilómetros para llegar al pozo. Significa mejorar la salud materna, reducir la mortalidad infantil, preservar el medio ambiente.
Debemos entender mejor las complejas interacciones entre recursos que guardan relación entre sí como el agua, la alimentación y la energía. Y debemos reconocer que es imposible ordenar esos recursos de forma sostenible si los tratamos de manera aislada. Toda forma de producción de energía incide en la cantidad y la calidad del agua disponible. Las decisiones adoptadas en un sector repercuten en el otro, para bien y para mal. Así, por ejemplo, el informe mundial sobre el agua que hoy se presenta confirma que las poblaciones que carecen de electricidad son las mismas que carecen de agua. Y no es por casualidad: se necesita agua para producir energía y se necesita energía para el saneamiento y el suministro de agua. Ambas son indispensables para el bienestar y para el desarrollo sostenible.
La sostenibilidad se basa en nuestra capacidad para entender todas estas interrelaciones y para formular políticas más adecuadas, capaces de abordar los recursos interconectados de forma más integrada. El reto es tanto mayor cuanto que la demanda de agua y de energía aumenta de manera espectacular, en particular en las economías emergentes, donde la agricultura, la industria y las ciudades se desarrollan a un ritmo vertiginoso.

Debemos encontrar los medios para garantizar un acceso al agua y a la energía en calidad y cantidad suficientes, de forma sostenible.
La sostenibilidad depende también de que se mejore la cooperación entre todas las partes de que se trata -responsables políticos, científicos y empresas públicas o privadas-, que, a pesar de depender unas de otras, con demasiada frecuencia se ignoran. En 2013 se dieron pasos importantes con el Año Internacional de la Cooperación en la Esfera del Agua. Asimismo, la iniciativa sobre el saneamiento lanzada por el Sr. Jan Eliasson, Vicesecretario General de las Naciones Unidas, insta a fortalecer la acción colectiva para mejorar la gestión de los desechos y las aguas residuales. La falta de saneamiento acarrea consecuencias catastróficas, especialmente para los niños, y la clave del problema tiene que ver también con la energía.

En el planeta hay agua suficiente para todos. Lo que aún nos falta es una mejor gobernanza y la valentía colectiva para llegar a acuerdos equitativos, que deben basarse en los resultados de la investigación y en datos fiables. La UNESCO seguirá poniendo sus recursos al servicio de esta causa, en particular nuestro Programa Hidrológico Internacional, el Instituto de Delft para la Educación relativa al Agua, los centros y cátedras especializados en el agua, los datos del Programa Mundial de Evaluación de los Recursos Hídricos…
Todos ellos pueden contribuir a fortalecer las capacidades, profundizar la investigación y compartir las buenas prácticas. Juntos podremos integrar mejor el agua y el saneamiento, y el vínculo entre el agua y la energía, como resortes positivos para el desarrollo sostenible.

Mensaje de la Sra. Irina Bokova, Directora General de la UNESCO con motivo del Día Mundial del Agua 2014

 

2013 fue declarado “Año Internacional de la Cooperación en la Esfera del Agua” por la Asamblea General de las Naciones Unidas. El objetivo del Año Internacional será dar a conocer el potencial que implica un aumento de la cooperación, así como difundir los desafíos que enfrenta la gestión del agua debido al aumento de la demanda de acceso, la asignación y los servicios de los recursos hídricos.

Se resaltarán iniciativas exitosas de cooperación en torno al agua y se identificarán los temas más relevantes entre los cuales se encuentran: educación sobre el agua, diplomacia del agua, gestión de aguas transfronterizas, financiación, marcos jurídicos nacionales e internacionales y vínculos con los Objetivos de Desarrollo del Milenio.

También será una oportunidad para aprovechar el impulso creado en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sostenible (Río +20), y para apoyar la formulación de nuevos objetivos que contribuyan al desarrollo sostenible de los recursos hídricos. La UNESCO fue designada oficialmente para llevar los preparativos para el Año Internacional y el Día Mundial del Agua en 2013.

Como todos los años el 22 de marzo del 2013 se celebrará
el Día internacional del Agua, en esta ocasión también se
dedicarán esfuerzos para la cooperación en esta temática.
Fuente: www.unwater.org/watercooperation2013.html

Programa Hidrológico Internacional
(PHI)

Glosario
sobre el Agua

 sabías qué ...

 

propuestas a reformular

  • 1 de cada 5 personas carecen de agua potable

  • 40% aprox de la población mundial no tiene sistema de agua corriente

  • 3.900 personas, aproximadamente mueren por día, por enfermedades relacionadas con agua contaminada.

  • 97,5% del agua del planeta es salada
    - el resto es dulce, de la cual el 70% se encuentra en hielos y nieves eternas

  • 4.800 metros cúbicos/año/habitante, son las reservas previstas para 2025, eran de 16.800 m3 en 1950 y de 7.300 m3 en 2000

  • 1.500 millones de personas viven en estado de "stress hídrico", porque los recursos de agua de sus países, son insuficientes

  • en 2025, esta cifra aumentará al doble
    ... no en vano, a la Tierra se la llama "Planeta Azul"

  • el 70% del globo está cubierto por agua
    sólo el 2,5% de toda el agua del planeta es agua dulce, mientras que el 97,5% son océanos.

  • sólo el 0,3% de este agua dulce está disponible en ríos, lagos y embalses, el 30% en agua subterránea, y el resto está congelada en glaciares lejanos, placas de hielo, zonas montañosas - lugares todos ellos a los que nosotros apenas podemos acceder 

Sobre las reservas de agua:

  • La Antártida es la mayor reserva de agua dulce a 1.000 km del continente (Tierra de Fuego).
  • Las zonas más favorecidas son Groenlandia, Guyana Francesa, Islandia, Surinam.
  • Las zonas de mayor escasez ...
    Emiratos Árabes Unidos,  Franja de Gaza, Cisjordania, Kuwait y Seychelles.

 

 


A orillas del río Reconquista
- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

 

 en marco de las Primeras Jornadas Internacionales, 2007


Fuente: Aguas Santefecinas S.A.

 

Responsabilidad por el Agua -

Recortamos aquí una breve información sobre la consulta online realizada en 2007, en contexto de las Primeras Jornadas internacionales de Agua y Juventud - más info aquí

La muestra en cifras: 
Para la definición de "perfiles" se relevaron variables de:
Género Femenino 85%, Masculino 15%M;
Edades: 21-30 años 62%; 31-40 años 8%; 41-50 años 23%; 51-60 años 0% y 61-70 años 8%
Trabaja 69% - No trabaja 31%
Participa de alguna organización social - Si 69%; No 31%
Cuenta con servicio de agua de red - Si 100% 
Cuenta con servicio de saneamiento / cloacas - Si 62%; No 38%

El contenido de la encuesta incluyó 7 preguntas con 58 items opcionales.

* ¿Conoce alguna iniciativa que se esté llevando a cabo a favor del agua (privada y/o estatal)? 
   SI 1% - NO 91%
* ¿Ha sentido nombrar la definición de agua como un derecho humano? 
   NO 80%, SI 20% con referencias vagas, en la ampliación solicitada.
Los resultados individuales - Los porcentajes se expresan en forma directa, adjuntando las gráficas de la plataforma de consulta online, con las tendencias conceptuales. 

   
     
Cinco tesis sobre el agua, Bernardo Kliksberg                   Biblioteca B. Kliksberg

Cada quince segundos muere un niño en el mundo por falta de agua potable. No hay pretexto posible. El agua no puede ser tratada como una mercancía más, transable en los mercados y sujeta a las reglas del lucro.

1. El agua no puede ser una mercancía
El acceso al agua es un derecho humano básico. Sin agua potable y saneamiento, no hay ciudadanía real. Sin ellas no hay salud, ni posibilidad de ejercer la ciudadanía.
La OMS ha identificado 25 enfermedades graves generadas por su falta. Las sufren 1100 millones de personas en el planeta. Entre otras, la diarrea infantil, la hepatitis A, el cólera, el dengue.
El mundo tiene todas las posibilidades materiales y ahora tecnológicas para dar agua a todos.
Se está violando en gran escala ese derecho.
Debería ser incluido en las constituciones.

2. La falta de agua y saneamiento mata
Las personas necesitan un mínimo de 20 litros de agua diarios. Mil cien millones tienen menos de 5 litros. En los países ricos se gastan más de 200 litros diarios per cápita.
Anualmente mueren 1.800.000 niños por diarrea infantil, causada en gran parte por falta de agua potable y de instalaciones sanitarias.
Hay 2600 millones de personas que no tienen un inodoro, en el siglo del IPOD y la Internet.
Desesperados, los “sin agua” toman agua contaminada. El 50 por ciento de las camas hospitalarias está ocupado por quienes la han ingerido.

3. La gran humillación
Los impactos de no tener agua ni inodoros son devastadores, psicológica y sequiaculturalmente.
Los niños pobres caminan seis horas diarias para traer agua. Pierden 443 millones de días escolares haciéndolo. Las madres luchan muy duramente para conseguir agua para sus hijos.
La sociedad entera los está humillando a diario con no garantizar este derecho básico.

4. El mercado no funcionó
Se apostó en Argentina y América latina en los ’90 a que la “bala mágica” para resolver el problema eran las privatizaciones. La ONU ha demostrado en su informe de Desarrollo Humano dedicado al tema que fracasaron. Los resultados fueron muy graves para la población. Hubo mala gestión, especulación, subinversión, exclusión de los más pobres. La ONU recomienda que el agua debe estar en manos de la gestión pública. Corresponde a ella asegurar un derecho tan básico.

5. Las enseñanzas de la experiencia argentina
En los ’90, Menem privatizó masiva y salvajemente la prestación de agua y cloacas. Dejó sin política pública de agua al país y con organismos reguladores muy débiles. Los déficit de prestación se agudizaron. En el Gran Buenos Aires, buena parte de la población no tenía acceso a agua ni cloacas. Se verificó que los niveles de nitrato de la prestación de agua privada en algunos municipios excedían más del 40 por ciento las normas de la OMS, lo que pueda generar cianosis y finalmente asfixia.
En 2003 se inició la reconstrucción de una política pública de agua y saneamiento con Enosa, Aysa, otras empresas públicas y grandes inversiones. Como lo ha informado la Secretaría de Obras Públicas, en 2003 hubo 40.000 casos de hepatitis A. El reestablecimiento del derecho al agua, con una agresiva política de salud, fueron claves para que en 2012 fueran sólo 275. También incidieron en el descenso de la mortalidad infantil en el período del 16,5 al 11,7 por mil. En ese lapso se dio agua potable a 5.700.000 nuevos usuarios y cloacas a 3,2 millones.
Falta mucho, pero es en esa dirección.
El tema del agua y el saneamiento no puede seguir siendo marginal o que “viene después”. Ya en la Biblia se garantiza el derecho al agua para todos. Su violación abierta es uno de los mayores escándalos de nuestro siglo. No figura en la agenda del uno por ciento más rico del planeta, dueño de casi la mitad del producto bruto mundial. La ciudadanía organizada lo ha puesto en el centro de la agenda pública en todo la Unasur.
* En el marco del Congreso de Aloas, ante 500 directivos de empresas de agua de todo el continente, Bernardo Kliksberg dictó una conferencia magistral en la que presentó sus cinco tesis sobre el tema del agua.

http://www.surysur.net/2013/06/cinco-tesis-sobre-el-agua/#more-40295